Hoy por HoyLa mirada
Opinión

¿Qué le decimos a un sirio?

"¿Qué diferencia hay entre un sirio y un ucraniano? Yo no la veo, no sé verla y estoy convencida de que no existe, que es un invento pura y llanamente racista"

Madrid

Europa, solidaria y democrática, abre sus fronteras a los refugiados ucranianos y demuestra que sus valores son sólidos. ¿Cómo le contamos esto a un sirio? ¿Con qué cara podemos sacar pecho y ondear la bandera de la superioridad moral cuando dejamos a tantas personas abandonadas a su suerte en 2015? Acuérdense de Aylan Kurdi, del lodazal de Lesbos, de la reportera húngara haciéndole agrediendo a un hombre que quería cruzar la frontera, de los titubeos, la indiferencia, de la tranquilidad con la que tantos de estos europeos tan buenos se tomaron la situación de quienes huían de la guerra exactamente igual que están haciendo los ucranianos. Este agravio comparativo me duele en lo más hondo.

¿Qué diferencia hay entre un sirio y un ucraniano? Yo no la veo, no sé verla y estoy convencida de que no existe, que es un invento pura y llanamente racista. Esta solidaridad excluyente capaz de cerrar sus puertas a quienes tienen un tono de piel demasiado oscuro, reaviva lo peor de una Europa que creíamos enterrada en la vergüenza de la historia. ¿Acaso hay que recordar que en el oriente mediterráneo duelen igual las bombas, el hambre de los hijos o la destrucción? ¿Acaso no eran madres las madres sirias a pesar de no ser rubias ni tener los ojos azules?

Escucha la radioen directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

En directo

A continuación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Compartir

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad