Directo

HOY POR HOY Sigue en directo el programa especial desde Salamanca, con Àngels Barceló

Hoy por Hoy AlbaceteHoy por Hoy Albacete
Ocio y cultura
DESMONTANDO BULOS

La teoría y los mitos alrededor del sueño

El 48 % de la población adulta española y el 25 % de la población infantil no tiene un sueño de calidad, según datos de la Sociedad Española de Neurología (SEN), que señala que más de cuatro millones de personas padecen algún tipo de trastorno del sueño

Dormir de lado, la mejor opción según los neurólogos. / Wavebreakmedia (Getty Images)

El pasado viernes 18 de marzo se celebró el Día Mundial del Sueño, por lo que aprovechamos para repasar los mitos que le rodean, con el médico Ricardo Reolid:

#Desmontandobulos | Teorías alrededor del sueño

18:34

Compartir

El código iframe se ha copiado en el portapapeles

<iframe src="https://cadenaser.com/embed/audio/460/020RD010000000035034/" width="100%" height="360" frameborder="0" allowfullscreen></iframe>

¿El sueño depende de factores genéticos?

Esta afirmación es cierta. Tanto el sueño, como algunos trastornos del sueño, presentan un componente genético. De hecho, en la actualidad existen más de 100 trastornos de este tipo para los que, en algunos casos, se han confirmado componentes hereditarios o genéticos.

También parece quedar clara la influencia de los genes en factores como la respuesta ante la falta de sueño o la duración.

¿El consumo de alcohol ayuda a dormir?

Esta es una de las falsas creencias más extendidas a nivel general ya que el alcohol suele producir un efecto relajante.

Pero lejos de ayudar a dormir puede producir el efecto contrario, y además su consumo ya de por sí tiene efectos perjudiciales para la salud como hemos repasado en secciones anteriores.

Diferentes investigaciones apuntan a que el alcohol interrumpe los ciclos normales del sueño y suprime la fase REM, la fase del sueño encargada de contribuir a un descanso y un despertar óptimos, además de favorecer la capacidad de aprendizaje.

¿Es malo dormir con el móvil cerca?

El teléfono móvil se ha convertido en un apéndice más de nosotros.

Es por ello que, junto a su amplio uso, han proliferado una gran cantidad de bulos a su alrededor. Respecto a este tema, aprovechamos para desmentir que dormir con el móvil cerca es perjudicial para la salud.

Por muy cerca que lo tengas, incluyendo las horas de sueño sus emisiones ni te van a causar cáncer ni van a ser el origen de ninguna otra enfermedad, mitos a los que se aferran algunas personas y empresas para vender productos protectores de emisiones, que no dejan de ser un fraude.

¿Dormir con una cebolla es un buen remedio para el resfriado?

Otro bulo que aprovechamos para desmentir. No existen evidencias de que dormir cerca de una cebolla partida por la mitad calme la tos ni sirva para revertir otros síntomas del resfriado. El resfriado es una infección viral donde el tratamiento se basa en aliviar los síntomas hasta la resolución del cuadro, y es por ello, que dado que no hay un tratamiento y cura específica, el remedio milagroso de la cebolla se ha extendido durante generaciones, pero no tiene evidencia científica.

¿Te puedes morir si te levantas muy rápidamente tras despertarte?

Como muchos bulos que buscan crear alarma, este es uno muy antiguo que se fue extendiendo y aun perdura.

Si es cierto que, en ocasiones, no solo al recién despertarse, sino al estar simplemente tumbados, al incorporarnos rápidamente, se puede producir una sensación de mareo. Esta situación se debe a un fenómeno conocido como hipotensión ortostática o postural.

Suele ser una sensación leve y breve que no conlleva mayor complicación cuando no existen problemas cardiovasculares previos.

Lo que sí es cierto es que este mareo, cuando esa bajada de tensión es muy brusca, puede ser la causa de un desmayo que sí podría ser peligroso si, al perder la consciencia y caer, nos golpeamos contra el suelo o con objetos cercanos.

Pero desmentimos el bulo.

¿Por qué roncamos?

El sonido del ronquido se produce por una obstrucción en la salida del flujo de aire que expulsamos al respirar mientras dormimos. Por eso, todo aquello que produzcan esa obstrucción, es un factor que influye en la aparición del ronquido. Desde padecer alergia, a alteraciones anatómicas en el tabique nasal o pequeños pólipos que pueda haber presentes, serían algunos ejemplos de causas que originan el ronquido. El sobrepeso y la debilidad a nivel a nivel la musculatura de la via área superior también condiciona la aparición al dormir de una vibración, especialmente a nivel del paladar y la lengua, siendo estos factores, las causas más frecuentes del origen de los ronquidos.

¿Es peligroso roncar?

Aquí hay que hacer una diferenciación entre el ronquido aislado como lo hemos definido, y la pausa que se produce entre ronquido y la respiración. Cuando esa separación es demasiado larga, si que hay que estudiar la posible aparición de apnea del sueño, una enfermedad que si esta relacionada con un peor descanso nocturno y con otros trastornos cardiovasculares que si precisan una consulta y un mayor estudio médico.

Por eso el ronquido es sobre todo molesto, pero el peligro vendría con esas pausas demasiadas largas entre el mismo y la respiración

¿No dormir lo suficiente es malo para la salud?

Dormir es una necesidad fisiológica, y es por ello que la ausencia de horas de sueño, tanto de forma aguda como crónica, tiene consecuencias sobre la salud. Durante el sueño aumenta la secreción de la hormona del crecimiento e inhibe parcialmente la secreción del cortisol (la hormona del estrés).

Los efectos más conocidos a nivel agudo se traducen en un impacto en nuestro ánimo, conducta y un empeoramiento en nuestra capacidad de atención y memoria.

A nivel crónico, la deprivación del sueño ha demostrado favorecer el desarrollo de obesidad, hipertensión arterial y diabetes tipo 2, lo que aumenta el riesgo de enfermedades cardiovasculares. También se ha demostrado que predispone a la aparición de trastornos del ánimo, como la depresión

¿Dormir con plantas en la habitación puede provocar que el descanso nocturno sea peor?

Otro clásico mito. Es cierto que, para sobrevivir, una planta realiza dos procesos: la fotosíntesis, mediante la que absorbe dióxido de carbono y expulsa oxígeno; y la respiración, que es la sucesión inversa.

Pero ojo, ni ambas actividades se alternan día y noche, respectivamente (que es lo que os hace sospechar), ni la cantidad de oxígeno que una planta consume durante la respiración es lo suficientemente relevante como para que sea perjudicial para nuestra salud. De hecho, una persona durmiendo a nuestro lado consumirá más oxígeno que una planta.

¿Mientras duermo puedo aprender cosas?

Con el sueño perdemos nuestra autoconciencia, pero eso no significa que nuestro cerebro permanezca inactivo. Por ejemplo, en el descanso se fijan los conocimientos que hemos adquirido durante la vigilia y de ahí la importancia de antes de presentarse a un examen, además de estudiar, dormir un número adecuado de horas.

El mito de que durante el sueño es un momento perfecto para aprender cosas viene de 1942, a raíz de los experimentos del psicólogo Lawrence LeShan. Este psicólogo evaluo si era posible erradicar la costumbre de morderse las uñas de un grupo de alumnos, y para elló, dividió a los niños en dos grupos en habitaciones distintas.

Al primer grupo les ponía por la noche un fonógrafo que repetía la frase "las uñas de mis dedos saben mal" y al segundo les dejaba dormir sin ese estímulo.

Tras unas semanas, casi el 40% de los alumnos del primer grupo habían dejado de morderse las uñas, mientras que en el otro grupo, nadie lo había dejado

El problema de este y otros experimentos residía en que nunca se comprobó si los alumnos estaban dormidos o no mientras eran bombardeados con los mensajes subliminales.

Para descartar este factor, en 1956 se llevó a cabo otro experimento en la Universidad de Illinois, más específico, y donde se monitorizaban las ondas cerebrales de los participantes con un electroencefalograma y solo se daban las órdenes cuando los integrantes del estudio descansaban.

Se reprodujeron listas de palabras, pero ninguno fue capaz de recordar ni una cuando despertó. Por ello, que esto es más un mito que una realidad

Recomendaciones para un buen descanso nocturno y fomentar una buena higiene del sueño:

  • Quitar estímulos luminosos como pantallas, ordenadores y móviles antes de ir a la cama, ya que interfieren en nuestros ritmos circadianos
  • Evitar alimentos pesados por la tarde-noche, así como alcohol y cafeína
  • Reservar la cama para dormir sin llevarse trabajo o tareas que hacer en ella
  • Reservar tiempo para dormir

Escucha la radioen directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

En directo

A continuación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Compartir

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad