Sociedad

Oihana Goiriena: “Me río cuando me dicen que Pablo es espía”

Oihana Goiriena lleva sin hablar con su pareja, Pablo González, desde el pasado 28 de febrero, día en el que el periodista hispano-ruso fue encarcelado en la prisión polaca de Rzeszów

Bilbao

Hace 28 días Oihana Goiriena recibió una llamada del extranajero. Su pareja, el periodista hispano-ruso Pablo González, había sido detenido y encarcelado en la prisión de Rzeszów, a unos 400 kilómetros de la capital polaca. “Me llamó muy temprano por la mañana para decirme que lo habían detenido y que avisara a su abogado y a su madre. Solo me dijo que estaba bien, en las oficinas de los servicios secretos de Polonia, no le dio tiempo a decirme nada más”, ha explicado en La Ventana Euskadi.

Pablo fue detenido bajo la acusación de ser un agente de la Dirección Principal de Inteligencia del Estado Mayor General de las Fuerzas Armadas de la Federación Rusa (GRU), un espía al servicio del aparato de inteligencia militar rusa, acusación que niegan su familia y entorno más próximo. “Llevo escuchando eso cinco semanas, a veces incluso me río, aunque la primera vez que lo escuché me quedé blanca. En ese momento no sabes ni qué pensar, es como si te metieran en un espacio vacío. Se te cae el mundo al suelo”, ha asegurado.

La única explicación que le dan a su detención es que haya habido “algún tipo de error o equivocación” y ante lo que el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha asegurado este miércoles en el Congreso, ha destacado: “Que yo sepa, la única persona con la que Pablo Sánchez ha hablado es el cónsul y lo que a mi este me transmitió es que el presidente del Gobierno había dicho que siguiéramos haciendo ruido. No sé de dónde sale que Pablo prefiere que no sean revelados todos los aspectos sobre su acusación”.

El cónsul español en la Embajada de Polonia visitó el pasado viernes, 1 de abril, a Pablo González. Es la segunda visita que el diplomático le hace en los 35 días que el periodista lleva recluido en la cárcel. Goiriena ha precisado que las esperanzas de poder ver a su pareja son cada vez menores, “la visita al abogado es la más fácil de tramitar y teniendo en cuenta que después de cinco semanas el abogado no ha podido verlo, no tenemos esperanzas en que nos concedan la visita. No nos dicen nada. Nuestro abogado se ha comunicado con ellos a través de email pero nos piden documentación, incluso algunos papeles que no se pueden enviar, porque son originales”.

Ha admitido que se sienten desamparados por ambos ejecutivos: “La única comunicación que tengo es con el cónsul y con la secretaría de asuntos exteriores del Gobierno Vasco. Aunque esta está limitada porque no tiene competencia, la competencia es del gobierno central y con el ministerio no tengo ningún contacto”. La fecha límite de prisión provisional es el 29 de mayo, hasta entonces “seguir intentando que le concedan una llamada a la familia y una visita al abogado. No sabemos ni si habrá juicio ni cuándo será, pero si llega ese juicio, viendo como no están respetando sus garantías procesales, no tengo mucha confianza en que sea un juicio justo”.

Escucha la radioen directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

En directo

A continuación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Compartir

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad