Carrusel DeportivoCarrusel Deportivo
Fútbol

El Real Madrid roza el campeonato en El Sadar

Los de Ancelotti hacen los deberes ante Osasuna y se quedan cerca de cantar el alirón

El defensa del Real Madrid David Alaba celebra tras marcar ante Osasuna, durante el partido de Liga en Primera División que disputan este miércoles en el estadio de El Sadar / Villar López (EFE)

Tras una larga temporada, el Real Madrid tiene el título de Liga en la mano tras vencer a Osasuna (1-3). Pese al entretenido ritmo del partido y al buen resultado para los de Ancelotti, Alaba acabó lesionado y Benzema jugó los 90 minutos a una semana de enfrentarse al Manchester City.

El Madrid tiene la Liga en su mano

Los partidos en El Sadar entre Osasuna y Real Madrid siempre dejan algo. Pese a que unos estén salvados y los otros tengan ya el título en su mano, el inicio fue vibrante. El ida y vuelta era constante, haciendo el arranque un disfrute para el espectador neutral. No se iba a quedar en un entretenido peloteo, ya que el Madrid fue el primero en golpear con un gol de Alaba tras una gran jugada de estrategia. Un minuto después, Budimir prolongó su buen momento de forma con el gol del empate tras un gran centro de Chimy Ávila. Ambos equipos estaban dispuestos a hacer el miércoles un poco menos duro.

Sin perder ritmo, el partido comenzó a perder brillo por su intensidad. De hecho, en un exceso de ímpetu de Ávila sobre Rodrygo, cerca estuvo el colegiado de pitar penalti. Al filo del descanso, un Camavinga que se encontraba como pez en el agua con el ritmo de juego filtró un pase excelente para Ceballos. El utrerano cerca estuvo de anotar, aprovechándose del rebote Asensio para romper el empate. Entre la euforia de la celebración, apareció un nubarrón sobre Ancelotti: Alaba se dolía de una lesión muscular, poniendo rumbo al túnel de vestuarios con ayuda y bajo la preocupada mirada de sus compañeros.

Con la ausencia del austriaco confirmada en el inicio de la segunda parte, Osasuna y Madrid comenzaron haciéndose regalos mutuamente. Primero fue Nacho, estando cerca de marcarse un espectacular autogol, y luego Chimy Ávila con uno de los penaltis más absurdos de la temporada. Pese a que el marcador tenía ganas de moverse, Courtois y Sergio Herrera firmaron sendos paradones para evitarlo. Eso sí, no se iba a quedar ahí la exhibición del meta rojillo. Rodrygo, que forzó otro penalti, le dejó en bandeja a Benzema su revancha contra el cancerbero. Repitió lado, Herrera también. En cosa de siete minutos, había parado dos penaltis al jugador en mejor forma de la actualidad.

Aunque la rumorología y el sentido común apuntaban a que Benzema se retirase a la hora de partido, con más razón tras la lesión de Alaba. Pese a ello, fueron pasando los minutos hasta llegar a la conclusión unánime de que jugaría el partido entero antes de jugar contra el Manchester City. El partido, mientras tanto, se fue poniendo más bronco tras los dos penaltis pitados contra Osasuna, caldeando el ambiente. Tal era la tensión que De Burgos Bengoetxea tuvo que parar el encuentro por el lanzamiento de objetos desde la grada a Courtois. Por suerte, no hubo que lamentar ningún daño.

Tras un último arreón rojillo para intentar retener algún punto en El Sadar, Lucas Vázquez cerró el partido en un contraataque. Con ello, el encuentro llegó a su fin, dejando al Real Madrid a punto de cantar el alirón. Es más, puede ganarlo sin jugar más si se dan los resultados necesarios. Aun así, los de Ancelotti vuelven a Madrid con una sensación agridulce: Alaba no pinta bien para el City y Benzema ha jugado los 90 minutos.

Escucha la radioen directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

En directo

A continuación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Compartir

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad