Carrusel Deportivo ValencianoCarrusel Deportivo Valenciano
Fútbol
REAL BETIS 1 - VALENCIA CF 1 (5-4 en penaltis)

El Valencia pierde la final de Copa en la tanda de penaltis

Mamardashvili, que había tenido varias intervenciones espectaculares durante el partido, no pudo detener ninguno de los cinco lanzamientos del Betis, mientras que Yunus Musah falló el cuarto

SEVILLA, 23/04/2022.- El centrocampista inglés del Valencia C.F. Yunus Musah (i) lanza fuera su penalti ante el portero chileno del Real Betis Claudio Bravo en la tanda de penaltis del partido de la final de la Copa del Rey disputado este sábado en el estadio de La Cartuja de Sevilla. EFE/Julio Muñoz / Julio Muñoz (EFE)

Valencia

El partido tuvo más o menos el guion esperado en un principio. El Real Betis iba a ser, y lo fue, el que llevara el peso del partido y el control de la pelota, y el Valencia esperar arropado atrás su oportunidad. El problema es que seguro que el guion de Bordalás no estaría previsto que el rival se adelantara tan pronto. En el minuto 11, una combinación típica del equipo de Manuel Pellegrini suponía el 1-0. Conexión entre un mediapunta y un lateral para la finalización del delantero. Fekir, Bellerín y Borja Iglesias fueron los protagonistas.

A partir de ahí, el Valencia tenía dos opciones: cambiar su planteamiento o mantenerlo esperando de igual forma hasta que llegara su momento. Bordalás, con todo el sentido del mundo, optó por lo segundo. Habría sido una locura volcarse tan pronto y renunciar a la mayoría de sus principios futbolísticos. Eso sí, hubo que aguantar unos minutos de chaparrón verdiblanco con un par de ocasiones claras que afortunadamente no supusieron una mayor distancia en el marcador.

Y sí, llegó el momento. No había trenzado nada potable en ataque el Valencia hasta que de repente generó un contragolpe de manual; de los de la época de Marcelino. Porque Carlos Soler hizo de Rodrigo. Ese movimiento de espaldas a portería en el centro del campo para tocar de primeras un balón que habilita a un compañero al que deja con toda la ventaja del mundo. Soler dejaba con ventaja a Ilaix Moriba, que no había aparecido hasta ese momento y éste metía un pase en profundidad para que Hugo Duro se plantara solo delante de Claudio Bravo, y su definición perfecta con un sutil vaselina para empatar el partido.

Desde entonces y hasta el descanso sólo un minuto que pudo cambiar el signo de la final para un lado y para el otro. El minuto 42. Contra del Valencia de dos contra uno en la que el pase clave que intentó Hugo Duro para dejar solo a Gonçalo Guedes lo interrumpió el único defensa bético que había en el área. E inmediatamente después el ataque del Betis que termina con un disparo al palo de Canales. Del posible 1-2 al posible 2-1, pero al final se quedó el empate al descanso.

Pero el esperado guion no lo fue tal en el arranque de la segunda mitad. El Valencia salió en tromba para agradable sorpresa de todos. Y tuvo varias llegadas muy claras: una de Gayà con paradón de Bravo y rechace que no acierta a embocar Hugo Duro, una de Ilaix Moriba a centro de Carlos Soler que le pega con la espinilla en vez de volear con el empeine.

Pero la balanza se volvió a descompensar del otro lado. Si el Valencia había tenido dos claras, el Betis tuvo más. Una de Borja Iglesias que terminó con un paradón de Gabriel con su pierna izquierda, otra de Juanmi con gran intervención de Mamardashvili y un chut de Canales que se marchó rozando el palo, otro palo de Juanmi, una de Borja Iglesias rozando la escuadra, una clamorosa de Fekir con Mamar salvador de la final. Y a todo esto, una clara segunda amarilla para Guillamón que le perdonó Hernández Hernández.

Y a partir de ahí la vorágine final con más oportunidades para el Valencia. Las tuvieron Carlos Soler y Alderete, aunque también hubo una clara verdiblanca para Borja Iglesias con otra mano salvadora de Mamardashvili. Y a la prórroga en la que apareció el miedo en los dos equipos y no hubo nada de nada.

La final se tenía que resolver en la tanda de penaltis. El héroe de los primeros 90 minutos no había tenido que intervenir en la prórroga y el valencianismo se encomendaba a él para que pasara a la historia del club pese a su juventud. Y ahí no pudo ser. Giorgi Mamardashvili no pudo parar ninguno de los cinco lanzamientos del Betis y Yunus Musah falló el cuarto del Valencia. La novena no se pudo conquistar.

Escucha la radioen directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

En directo

A continuación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Compartir

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad