Internacional

La UE acuerda poner en marcha la Ley de Servicios Digitales para luchar contra los contenidos ilegales y la desinformación

Esta normativa, calificada por sus negociadores como "histórica", obligará a plataformas como Facebook, YouTube o Twitter a moderar el contenido que se vierte en sus redes

La UE acuerda poner en marcha la DSA para luchar contra los contenidos ilegales y la desinformación. / @EP_SingleMarket, vía Twitter

Madrid

La Unión Europea ha alcanzado este sábado un acuerdo político sobre la nueva Ley de Servicios Digitales (DSA) que contempla medidas contra el contenido ilegal y la desinformación en línea.

Más información

En términos de ambición, la naturaleza de los actores regulados y el aspecto innovador de la supervisión involucrada, la DSA es una "primicia mundial" en el campo de la regulación digital, ha destacado el Consejo Europeo en un comunicado.

Esta normativa, única en su género, ha sido aprobada tras una última ronda de negociaciones entre representantes del Consejo, la Comisión y el Parlamento europeos, que se ha prolongado durante de 16 horas, y obligará a plataformas como Facebook, YouTube o Twitter a moderar el contenido que alojan.

La Ley de Servicios Digitales establecerá "nuevos estándares globales" y "los ciudadanos tendrán un mejor control sobre cómo utilizan sus datos las plataformas en línea y las grandes empresas tecnológicas", ha destacado la negociadora por parte de la Eurocámara, Christel Schaldemose, en un comunicado.

Asimismo, la Ley de Servicios Digitales se asegurará "de que lo que es ilegal fuera de línea también se vea y trate como ilegal en línea", ha celebrado en Twitter la vicepresidenta ejecutiva de la Comisión Europea, Margrethe Vestager, responsable de las carteras de Competencia y Digital.

El acuerdo sobre esta excepcional pieza legislativa, que complementa a la ya aprobada sobre los mercados digitales, llega casi año y medio después de que la Comisión Europea presentara su primera propuesta en diciembre de 2020 con nuevas obligaciones para redes social y plataformas en Internet.

"Aviso y acción": los usuarios podrán denunciar contenido ilegal

La DSA se aplicará a todos los intermediarios en línea que presten servicios en la UE, pero las plataformas en línea y los motores de búsqueda muy grandes, con más de 45 millones de usuarios activos mensuales, estarán sujetos a requisitos más estrictos y estarán supervisadas por la Comisión Europea en cooperación con los Estados miembros. De hecho, las plataformas en línea y los motores de búsqueda podrán recibir multas de hasta el 6% de su facturación mundial.

La nueva normativa exigirá, por tanto, a las plataformas en línea -como las redes sociales y los mercados- tomar medidas para proteger a sus usuarios de contenidos, bienes y servicios ilegales.

Así, Comisión Europea, así como los estados miembros, tendrán acceso a los algoritmos de plataformas en línea muy grandes y se establece un procedimiento más claro de "aviso y acción" en el que los usuarios estarán facultados para denunciar contenido ilegal en línea y las plataformas en línea tendrán que actuar con rapidez para eliminarlo.

Controles aleatorios y garantías más estrictas

Del mismo modo, la ley establece garantías más estrictas para que las notificaciones se procesen de manera no arbitraria y no discriminatoria y con respeto de los derechos fundamentales, incluida la libertad de expresión y la protección de datos.

Se deberá también garantizar que los consumidores puedan comprar productos o servicios seguros en línea, fortaleciendo los controles para demostrar que la información proporcionada por los comerciantes es confiable y hacer esfuerzos para evitar que aparezca contenido ilegal en sus plataformas, incluso a través de controles aleatorios.

Las víctimas de la violencia cibernética estarán asimismo mejor protegidas, especialmente contra el intercambio no consentido (pornografía de venganza) con exigencia de eliminación inmediata.

Transparencia para un ciberespacio más seguro

Las nuevas obligaciones de transparencia para las plataformas permitirán a los usuarios estar mejor informados sobre cómo se les recomienda el contenido y elegir al menos una opción no basada en perfiles.

Los usuarios tendrán también un mejor control sobre cómo se utilizan sus datos personales, ya que la publicidad dirigida va a estar prohibida cuando se trata de datos confidenciales. Las plataformas accesibles a menores deberán tomar medidas específicas para protegerlos, incluida la prohibición total de la publicidad dirigida.

Además, se prohíbe manipular las elecciones de los usuarios a través de "patrones oscuros": las plataformas y los mercados en línea no deben empujar a las personas a usar sus servicios, por ejemplo, dando más importancia a una opción en particular o instando al destinatario a cambiar su elección a través de ventanas emergentes que interfieren.

Por otro lado, cancelar la suscripción de un servicio debería ser tan fácil como suscribirse, al tiempo que los destinatarios de los servicios digitales tendrán derecho a buscar reparación por cualquier daño o pérdida sufrida debido a las infracciones de las plataformas.

La DSA prohíbe las prácticas destinadas a engañar a los usuarios

Las plataformas en línea muy grandes tendrán que evaluar y mitigar los riesgos sistémicos y estar sujetas a auditorías independientes cada año. Las que utilicen los denominados "sistemas de recomendación" (algoritmos que determinan lo que ven los usuarios) deberán ofrecer al menos una opción que no se base en la elaboración de perfiles.

Frente a los riesgos sistémicos de plataformas y motores de búsqueda muy grandes, la DSA introduce la obligación de que los analicen anualmente y lleven a cabo un análisis para reducirlos, en especial los contenidos ilegales con efectos adversos sobre los derechos fundamentales, procesos democráticos, la seguridad pública, la violencia de género, y sobre los menores y consecuencias graves para la salud física o psíquica de los usuarios.

Por último, los colegisladores han acordado prohibir las interfaces engañosas conocidas como "patrones oscuros" y las prácticas destinadas a engañar a los usuarios.

Mecanismos de crisis

En el contexto de la agresión rusa en Ucrania y atendiendo al impacto particular en la manipulación de la información en línea, se ha agregado a esta iniciativa legal un nuevo artículo que contempla un mecanismo de respuesta ante posibles futuras crisis.

Así, la Comisión podrá requerir a las plataformas muy grandes limitar cualquier amenaza urgente en sus plataformas. No obstante, estas acciones específicas están limitadas a tres meses.

La ley se publicará en el Diario Oficial de la Unión Europea una vez que el Parlamento y el Consejo den su aprobación formal. A partir de ese momento se contarán 20 días para la entrada en vigor todas estas consideraciones.

Escucha la radioen directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

En directo

A continuación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Compartir

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad