Últimas noticias Hemeroteca

Miércoles, 03 de Marzo de 2021

Otras localidades

LA VENTANA LA VENTANA Carles Francino entrevista a Javier Cercas por la publicación de 'Independencia'
En la Ciberguarida

Legislación para la ciberseguridad de los productos conectados

La Comisión Europea prepara una directiva

La Comisión Europea prepara una legislación para garantizar la seguridad de los aparatos conectados a Internet.

La Comisión Europea prepara una legislación para garantizar la seguridad de los aparatos conectados a Internet. / Josep Lago (AFP (Getty Images))

Cybersecurity Act es el nombre de la directiva europea que regulará la ciberseguridad en todos aquellos productos conectados a Internet, bien sea un coche, un muñeco con conexión a Internet o cualquier electrodoméstico ‘inteligente’, entre otras muchas cosas más.

Así lo ha contado a SER Madrid Sur,Miguel Bañón, presidente del Comité Técnico de Normativa 320 ‘Ciberseguridad y Protección de Datos Personales’ y Director de Epoche&Espri, empresa de Dekra. Asegura que la nueva legislación europea viene a poner sentido común en “la selva sin control del uso y comercialización de productos conectados en Europa”. Una legislación que será muy novedosa a nivel mundial y garantista. Inicialmente las normas serán de carácter voluntario, pero “esperamos que transforme por completo las condiciones de uso y la calidad de los productos que podamos comprar en lo sucesivo”, indica.

La directiva es muy genérica, por lo que los detalles por sectores vendrán en las normas técnicas que se desarrollen. Se trata, según Bañón, de una legislación transversal que afectará a otras que tenemos ahora. “Si yo me pongo un marcapasos, por ejemplo, hay requisitos para que no falle, cuando se aplique esta legislación. Al marcapasos que está conectado por blootooth, será obligatorio hacerle pruebas de ciberseguirdad y demás”.

El carácter voluntario de la directiva, en opinión de José Antonio Rubio, doctor Ingeniero en Ciberseguridad por la URJC, no impedirá que los propios consumidores acaben demandando el cumplimiento de estas normas para garantizar la seguridad de sus aparatos con conexión a Internet.

Bañón afirma que los fabricantes de productos conectados suelen protestar, “cada vez que se añade una coma o se pone un requisito adicional para comercializar un producto”, pero el proceso legislativo en sí permite la participación de estos lobbies. Además, “la directiva modulará el trabajo adicional de los fabricantes en función del riesgo del producto que comercializa y habrá un abanico de posibilidades”. Lo cierto, indica, es que todavía hay mucho camino por desarrollar y los detalles todavía no están claros.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?