Sociedad
Inflación

''No somos culpables de lo que te cobran''

La Unión de Campesinos de Castilla y León quiere concienciar al consumidor de que las grandes cadenas de la distribución comercial provocan el encarecimiento de los productos básicos y no los agricultores y ganaderos

Mesa con productos básicos y cuadros comparativos de precios instalada por la UCCL en el centro comercial Camino de la Plata / Radio Castilla

Burgos

La Unión de Campesinos de Castilla y León culpa a las grandes cadenas de distribución del incremento desmesurado de los precios al consumidor, con excusas como la Guerra de Ucrania, mientras los productores pierden dinero en la cadena de valor.

Un grupo de agricultores y ganaderos de la Unión de Campesinos ha instalado una mesa a las puertas del Centro Comercial Camino de la Plata con distintos productos y tablas que comparan lo que les cuesta su producción, lo que cobran por ello y lo que paga el consumidor final.

Susana Pardo, presidenta de la Unión de Campesinos en Burgos, ha reiterado que los productores no tienen la culpa de la escalada de precios que sufren los consumidores, a pesar de que en el campo se percibe un aumento de los costes de producción.

Como ejemplo, la patata le cuesta al agricultor 20 céntimos el kilo, pero se la compran a 15 céntimos y el cliente de un gran supermercado paga entre 80 céntimos y 1,40 euros el kilo. Un litro de leche cuesta en origen 42 céntimos, cuando al ganadero le pagan 37 y en los lineales de venta al público está a una media de 70 céntimos el litro. Criar un conejo vale dos euros y medio el kilo, pero lo venden por 2,15 euros y el consumidor paga entre 6 y 7 euros el kilo.

La presidenta de la Unión de Campesinos apuesta por los productos de cercanía y denuncia la importación desde países, cuyos productos se venden más baratos, pero donde no se cumplen las exigencias de calidad que se imponen el productor local.

Susana Pardo apela al gobierno y a la Junta de Castilla y León a referenciar los precios que percibe el productor a los costes de producción, para que se cumpla la Ley de la Cadena Alimentaria, uno de cuyos objetivos era impedir la especulación y la venta por debajo de esos costes.

Los precios de los costes de producción se han disparado en los últimos meses, recuerdan desde la Unión de Campesinos. Un 145% el gasóleo, un 283% los fertilizantes o un 400% la electricidad, mientras la mayoría tiene vendida su cosecha de este año con los precios del pasado otoño y son los almacenistas quienes tienen ahora el producto para especular con nuevos precios.

Susana Pardo advierte de consecuencias negativas, como que cultivadores de regadío piensen en no sembrar o ganaderos que sacrifican animales para no perder dinero.

La Unión de Campesinos quiere sensibilizar al consumidor de que los agricultores y ganaderos no tienen la culpa de la subida de precios que ha percibido en la cesta de la compra.

 
  • Cadena SER

  •  
Programación
Cadena SER

Hoy por Hoy

Àngels Barceló

Comparte

Compartir desde el minuto: 00:00