La VentanaLa Ventana a las 16h
Economia y negocios

Santiago Niño advierte de las consecuencias del corte de gas ruso a Polonia y Bulgaria: “Es lo peor que podía suceder”

El economista Santiago Niño Becerra se ha asomado a La Ventana a analizar la situación económica que deja el corte de gas por parte de Rusia a Polonia y Bulgaria

La Ventana de los números | Santiago Niño sobre el corte de gas ruso a Polonia y Bulgaria

La Ventana de los números | Santiago Niño sobre el corte de gas ruso a Polonia y Bulgaria

26:22

Compartir

El código iframe se ha copiado en el portapapeles

<iframe src="https://cadenaser.com/embed/audio/460/1651073825950/" width="100%" height="360" frameborder="0" allowfullscreen></iframe>

Madrid

El gobierno ruso ya había advertido de que a partir de ahora cobraría el gas que exporta a otros países en rublos, en lugar de en euros o dólares como era normal hasta ahora. Amenazó con cortar el suministro a los países que se negaran, y ahora ha cumplido con su promesa: La empresa estatal rusa Gazprom ha interrumpido sus exportaciones de gas a Polonia y Bulgaria este miércoles.

Más información

El economista Santiago Niño Becerra se ha asomado a La Ventana de los Números para advertir de que, en relación con “la inflación de oferta de la que estuvimos hablando la semana pasada”, este suceso es “un hachazo, lo peor que podía suceder”.

“Porque independientemente de que haya dicho el gobierno polaco, suponemos que es verdad, que tiene reservas del 80% y va a seguir suministrando gas”, ha continuado el economista, “al margen de esto, el corte va a suponer un incremento de incertidumbre tremendo lo cual evidentemente va a afectar a los mercados, no solamente al de energía, sino en general sobre todos”.

La excepción ibérica

“Si ya comentamos que había un problema de oferta, esta situación lo va a agravar” ha asegurado, aunque no descarta que esta situación sea beneficiosa para España y Portugal en el medio plazo, dada su nueva creada ‘isla energética’ que separa su consumo de energía del resto de la Unión Europea.

Aún así no se aventura a lanzar conclusiones en este aspecto: “Lo que yo no sé es si después de lo que ha sucedido con este corte a Polonia y a Bulgaria y con la incertidumbre de que esto pueda ir a más, este acuerdo se va a mantener o van a permitir a España que siga en esta línea”.

“Las bolsas tampoco indican nada” ha añadido, “los que saben cómo van estas cosas o tienen más información creen que esto o será solucionable o no será tan grave o tendrá menos consecuencias”.

Además añade: “Todo el gas, todo el petróleo, todo el queroseno, todo el carbón que Europa no le compre, se lo va a comprar China, lo tiene vendido. Yo siempre he comentado de esta historia que quien más va a perder de largo va a ser Europa. Es como si nos hubiéramos encontrado el problema al doblar la esquina cuando era algo ya conocido y en su momento nadie le daba importancia”.

Dependencia europea

Esta situación de dependencia del gas ruso lleva dándose años, ha asegurado el economista, y no es exclusiva del gas. También ocurre con chips necesarios para los aparatos tecnológicos que utilizamos diariamente.

Y es ahí, ha advertido, donde tenemos otro problema: “Era archisabido que dependíamos de los chips de China y Taiwán, esto pasaba antes de la pandemia y a todo el mundo le parecía bien, nadie decía nada”.

“La Unión Europea ha dicho que el objetivo es cubrir a corto plazo las necesidades del 20% de chips que Europa necesita”, ha explicado Niño, “para eso hace falta poner encima de la mesa 20.000 millones de euros y esperar cinco años

No había plan B ni para el gas ni para los chips, ha lamentado, y “por eso va a ser tan difícil resolver ese problema de inflación que tenemos”.

Escucha la radioen directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

En directo

A continuación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Compartir

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad