La VentanaLa opinión de Carles Francino
Opinión

Yo no he sido

"Y una de las grandes incógnitas en todo esto sería saber quién y por qué ahora ha decidido detonar la bomba del escándalo. Porque varios de los presuntos espiados lo sabían desde hace meses. Tal vez tirando de ese hilo, igual que hay que seguir la pista del dinero después de un atraco, tal vez descubramos cosas interesantes.", la opinión de Carles Francino

Yo no he sido

Madrid

Una de las cosas que se aprenden de niño, y que nunca deberían olvidarse de mayor, es que cuando te pillan en algo decir “¡yo no he sido!” no es buena idea. no lo es porque tarde o temprano te van a descubrir igual, te vas a quedar con el culo al aire. Que es lo que le está pasando al Gobierno con el ‘Caso Pegasus’ del presunto espionaje a líderes del independentismo catalán. Que no sé porque digo “presunto” si la propia ministra de Defensa, de quien depende el CNI, ya ha admitido que ese espionaje existió. Aunque claro, una cosa es que los servicios de inteligencia, con autorización judicial, en momentos determinados, hayan vigilado a alguien en concreto, que eso lo permite la ley, puede gustar más o menos, pero sería legal; y otra muy distinta que ese espionaje haya sido masivo -como denuncia un informe- y se haya prolongado en el tiempo hasta hace muy poco. O si aún continúa, que eso tampoco queda claro.

Ahora mismo, a esta hora, Pedro Sánchez tiene toda la pinta de estar atrapado entre la falta inicial de reflejos cuando surgió el tema, el “yo no he sido”; las confusas explicaciones de después: “Bueno, sí, pero un poco”; la imposibilidad de revelar detalles de algo que, por ley, es secreto. o sea, por ejemplo, no sabemos si había gente actuando por libre, como ya ha ocurrido otras veces, lo cual sería incluso más grave; luego está el fuego amigo desde dentro del propio gobierno y la presión de sus aliados independentistas, que buscan cobrarse la cabeza de Margarita Robles, una de las bestias negras tanto de ellos, del independentismo, como de Podemos. O sea que en estos momentos, y a solo 24 horas de la crucial votación del decreto anticrisis por la guerra de Ucrania, cuidado porque puede pasar de todo. Y por cierto, una de las grandes incógnitas en todo esto sería saber quién y por qué ahora ha decidido detonar la bomba del escándalo. Porque varios de los presuntos espiados lo sabían desde hace meses. Tal vez tirando de ese hilo, igual que hay que seguir la pista del dinero después de un atraco, tal vez descubramos cosas interesantes. y tal vez entonces, otra vez, alguien que de niño no aprendió, volvería a responder “yo no he sido”.

Escucha la radioen directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

En directo

A continuación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Compartir

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad