Ciencia y tecnología

El primer biobanco de ADN humano se guarda ya en el espacio

Una empresa espacial, “LifeShip”, ha enviado a la Estación Espacial Internacional el primer biobanco que contiene el ADN de más de 2.000 seres humanos y de otras 500 especies diferentes de animales y plantas. Su misión: preservar la vida en el caso de que una gran catástrofe afecte al planeta Tierra, como, por ejemplo, una guerra nuclear.

Una empresa espacial LifeShip ha enviado a la Estación Espacial Internacional el primer biobanco que contiene el ADN de más de 2.000 seres humanos y de otras 500 especies diferentes de animales y plantas.

Madrid

En una primera fase, este primera “arca de Noé” genética estará guardada en la Estación Espacial Internacional, donde acaba de llegar esta semana a bordo de una nave espacial Dragon, de la compañía de Elon Musk Space X.

Pero el objetivo final de la empresa “LifeShip” (que en español se llamaría “barco salvavidas”) es poder enviar, el año que viene, este primer biobanco espacial de ADN humano a un lugar seguro situado en la Luna.

Según las primeras informaciones, más de 2.000 personas han entregado su material genético para poder crear este primer biobanco espacial de ADN, aunque también alberga la huella genética de otras 500 especies diferentes de animales y plantas.

Según explica “LifeShip” en un comunicado, estas miles de muestras de ADN se preservan en una especie de cápsula y, además, se ha añadido también en su interior una colección de materiales que muestra el conocimiento y la cultura humana que ha sido recopilado por la Fundación “Arch Mission”, que también participa en este proyecto que parece sacado de una película de ciencia ficción.

Medidas de seguridad

Este biobanco ha sido construido con un escudo para poder protegerlo de la intensa radiación solar que afecta al espacio, pero la propia compañía reconoce que, con el paso del tiempo, no se podrá evitar que parte del material genético se degrade.

Por otra parte, esta cápsula ha sido esterilizada antes de ser enviada a la Estación Espacial Internacional para poder cumplir así con la normativa internacional que obliga a todo proyecto espacial a impedir cualquier tipo de contaminación biológica más allá de la atmósfera de la Tierra.

"Es el primer banco de semillas genéticas de la humanidad fuera del mundo", asegura la compañía LifeShip en un comunicado y explica que enviar el ADN humano a la estación espacial es una "misión de demostración" antes de poder transportarlo a la luna, en un vuelo que se realizaría el año que viene.

En concreto, esta compañía espacial quiere enviar su "cápsula del tiempo genética" a la superficie de la luna a bordo de la sonda “Astrobotic”, que se lanzará a bordo de un cohete Vulcan de United Launch Alliance dentro de un programa financiado por la NASA que tiene por objetivo depositar cargas útiles en la superficie lunar.

Más proyectos

Esta compañía espacial ha recopilado suficiente ADN de sus participantes para poder realizar varias misiones en el espacio y también se queda con una copia de seguridad, por si ocurre algún tipo de fallo.

No obstante, “LifeShip” también asegura que "no secuenciará. ni venderá, ni utilizará este ADN de otra manera".

En cambio, no queda claro cuál es el objetivo último de este primer biobanco espacial de ADN humano. El propósito de “LifeShip” es que permanezca para siempre en la Luna para que una civilización futura lo pueda encontrar para poder recrear la vida en la Tierra en caso de una catástrofe planetaria, provocada, por ejemplo, por una guerra atómica.

Sin embargo, la propia compañía reconoce que "debido a que la cápsula del tiempo genético está diseñada para un futuro lejano, ninguno de nosotros lo sabrá con certeza. Tal vez una civilización futura la encuentre y la use para recrear nuestro planeta".

Escucha la radioen directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

En directo

A continuación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Compartir

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad