Hoy por Hoy Córdoba
Historia
CON MANUEL GARCÍA PARODY

Historia de los corregidores de Córdoba: Juan de Castilla y Aguayo, y Ronquillo Briceño

Con el historiador Manuel García Parody seguimos conociendo la vida y obra de quienes gobernaron la ciudad en el Antiguo Régimen

Historia de los corregidores de Córdoba (II). Con Manuel García Parody en Hoy por Hoy Córdoba

13:27

Compartir

El código iframe se ha copiado en el portapapeles

<iframe src="https://cadenaser.com/embed/audio/460/1652781862451/" width="100%" height="360" frameborder="0" allowfullscreen></iframe>

Córdoba

Los corregidores fueron los responsables del gobierno de la ciudades durante el Antiguo Régimen, antes de que funcionaran los ayuntamientos como ahora los conocemos. Designados directamente por el rey, eran la viva imagen del poder.

Más información

Esta semana, con Manuel García Parody, hemos repasado la vida de dos de estos corregidores: Juan de Castilla y Aguayo ( 1540-1596), y Francisco Ronquillo Briceño (1644-1717)

Juan de Castilla y Aguayo, teórico del buen gobierno

Juan de Castilla y Aguayo pertenecía a un linaje ilustre de Córdoba. Descendiente por línea bastarda del rey Pedro I de Castilla. Ostentó el cargo de regidor y Caballero 24, "distinciones que, se repartían las grandes familias de Córdoba", como ha explicado Manuel García Parody.

En el año 1586, Juan de Castilla editó en Salamanca una obra que resultó trascendente en la historia de España: "El perfecto regidor". Se trata, según Parody, de "un canto a la educación, al estudio y al comportamiento ético de los regidores". En su opinión "debía ser de obligada lectura a toda aquella persona que quiera ocupar cargo público".

Ronquillo Briceño, el impulsor de la Corredera

Francisco Ronquillo Briceño fue "posiblemente el más grande corregidor de Córdoba", en opinión de García Parody.

Nacido en Milán en 1644, fue corregidor de Córdoba entre los 1682 y 1689; y de nuevo en el 1699, tras haber ostentando cargo similar en Madrid, donde también "jugó un papel muy destacado con su apoyo a la llegada de los Borbones al trono", ha recordado Parody.

En Córdoba, Ronquillo Briceño es recordado por ser el impulsor de la plaza de Corredera, "pero también por la política de mejora de los saneamientos de la ciudad y el impulso de la economía". De hecho, según el historiador "estamos hablando de un corregidor que probablemente merecería una calle mas importante que la que actualmente lleva su nombre", la antigua calle del Viento, que conecta la Ribera con la calle Agustín Moreno.

Por último, García Parody también ha recordado la figura del corregidor Francisco Zapata "al que le debemos la construcción de la Puerta del Puente y de numerosas fuentes públicas repartidas por toda la ciudad"

Escucha la radioen directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

En directo

A continuación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Compartir

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad