Más deportes

Chema Giménez vuelve sobre sus pasos en plena erupción

El receptor internacional ‘regresa’ a Unicaja Costa de Almería

Chema ha sido rival del Unicaja la pasada Liga. / Francis Cazorla

Hay varios aspectos clave que marcan la relevancia del primer fichaje que Unicaja Costa de Almería anuncia para su proyecto 2022/2023. Uno de ellos es que, afortunadamente, y con todo el respeto, el Albacete Balompié se quedó sin el que, sin la menor duda, habría sido un gran futbolista. Sí, es un ‘deportista total’ que eligió el voleibol. Otro, es que desde el pasado diciembre mira al cielo, siendo ejemplo de profesionalidad en el momento más duro de su vida. José María Giménez Hernández, ‘Chema Giménez’, nacido en Cieza el 1 de abril de 1995, apretó los dientes y su recompensa fue que la nueva estrella que brilla en el firmamento le impulsara definitivamente a ser una estrella que brilla en las canchas.

Receptor de 185 centímetros, definido por todos como ‘ejemplo a seguir’, lo cierto es que siempre ha llevado dentro talento puro, aunque en Palma se ha producido la erupción de un jugadorazo que se lo merecía. Sus coetáneos de la Selección Permanente recuerdan que a Chema no se le podía enseñar a jugar, porque ya jugaba como los ángeles. Juvenil en Unicaja, tras comenzar a los 12 años en Voleadores de Cieza y decir ‘no’ al fútbol esa misma temporada, comenzó su etapa profesional en Ibiza y pasó después a Castellón. A Lugo llegó para una semana, entre dudas, y se quedó cuatro campañas, justo antes de arribar en Palma, ciudad y club que lo han devuelto a la Selección Española Absoluta.

Agradecido, como no puede ser de otro modo en una persona de su calidad humana, es el turno de que Unicaja Costa de Almería disfrute de su potencial: “Para mí supone subir un buen escalón en mi trayectoria deportiva, ya que fichar por un club que viene luchando por todas las finales de todas las competiciones es, para todo jugador, una satisfacción increíble”. Así explica lo que supone fichar y regresar al verde, sintiéndose “muy contento y con muchísimas ganas de empezar a las órdenes de Manolo”. Llega con la tarea hecha: “El reto grupal es conseguir todos los títulos posibles, y el individual es seguir mejorando cada día; ambos convergen en el deseo de ganar mi primer título en la máxima categoría”.

Por sus experiencias, sobre todo la última palmesana, sabe que hacer un buen grupo es la clave: “Por lo que conozco de cada jugador, el equipo está hecho para tener muy buen grupo tanto dentro como fuera del campo, que para mí es algo esencial”. Ya con el chip ahorrador, ve lo que se necesita para “luchar por todos los títulos otro año más”. En ese sentido, “creo que por posiciones cada uno sabe su rol dentro de este equipo, que será lo que nos haga crecer como grupo”, añade literalmente. Al menos por su parte llega en plena ‘erupción’: “La verdad que note un salto de calidad en el momento más difícil de mi vida y se juntaron varios factores que me hicieron crecer en confianza”. Chema explotó.

Hace referencia al crecimiento “como jugador dentro del campo y como persona”, porque sintió “todo el apoyo que necesitaba de todos mis compañeros y las personas cercanas en el momento adecuado”. Reconoce que “hasta el momento esa sí ha sido la temporada que mejor me he encontrado y se ha confirmado con la llamada de Miguel Rivera para la Selección”. Con todo, sabe que tiene más, mucho más: “Ni me planteo haber llegado a mi mejor momento, y espero que no; soy un jugador muy ambicioso y nada conformista, y siempre hay cosas que mejorar y ganas de hacerlo”. Encima, nada más llegar, tiene la ocasión de sacarse una espinita doble que se llama ‘Supercopa’ y ‘abrir palmarés’.

La temporada pasada la jugó por primera vez y la perdió frente a Guaguas: “Todavía me motiva más que sea así, porque lo tengo como primer objetivo de la temporada”. Lo que venga después se afrontará como él sabe, dientes apretados, fortaleza mental y física, ante grandes adversarios: “Se ha movido bastante el mercado de fichajes y cada año se van sumando nuevo rivales directos para la lucha de los títulos; Melilla, con sus nuevas incorporaciones, seguro que será un rival fuerte, y Guaguas viene reforzándose otro año más para ganarlo todo”. Entre los favoritos, como no, su Unicaja Costa de Almería: “La imagen de este club es increíble y tuve la suerte de vestir esta camiseta cuando juvenil”.

Por eso habla en primera persona cuando asegura que “está claro que se trabaja desde abajo para conseguir la seriedad que tiene el club, desde cada jugador de cada categoría hasta cada uno de los miembros del organigrama”. Como no, también la afición, viniendo de una espectacular como la de Son Moix: “Cuando vienes a jugar al Moisés Ruiz sabes que no te enfrentas solo al equipo, sino también a la grada, que hace muy difícil llevarse la victoria como visitante”. Por cierto, él lo logró en enero, un 1-3 que rompió la condición de invicto de Unicaja Costa de Almería con 19 puntos del receptor murciano. Mostró de lo que es capaz y la afición ahorradora se lo reconoció, ahora feliz de tenerlo de su lado.

“Mi mensaje sería que un año más esté con el equipo en todo momento desde el principio, que es parte muy importante del equipo, que todos juntos vamos a luchar por conseguir todos los títulos”. Ese es el mensaje que Chema lanza a su nueva afición desde Teruel, en donde está con los ‘RedLynxes’: “Si tuviera que definir con una palabra la experiencia con España seria ‘increíble’; la afrontaba con toda la ilusión posible tras muchos años sin estar convocado y sé que trabajar con los mejores jugadores españoles me ha hecho seguir creciendo”. Desde la Selección llegará a Almería, nuevo destino gracias a Lugo y lo que marcó en sus momentos de dudas hace un lustro.

Así lo reconoce: “Llegué después de tomar la decisión de dejar el vóley y allí me dieron todo lo que necesitaba para volver a creer en mí y disfrutar de este deporte; fui para una semana de entrenamientos para ver cómo me encontraba y me quedé cuatro temporadas en las que se cumplieron los objetivos del club año tras año, entre ellos el ascenso a la Superliga, que fue tanto para el club como para mí un reto que asumir”. Seguramente en la cabeza tuvo a Noda, “mi referente nacional”. Ahora se fija “en N'Gapeth o Sander” para fijarse el objetivo más ambicioso: “Me gustaría lograr, y qué mejor que este año, el triplete español”. No titubea este amante de “la playa, la montaña y la buena compañía”, todo a su disposición en una provincia que es casi la suya y en la que, sí, entra como estrella.

Escucha la radioen directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

En directo

A continuación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Compartir

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad