Hoy por Hoy JerezHoy por Hoy Jerez
Opinión
Opinión

A vueltas con el clima

La firma de Julio Asencio en Hoy por hoy Jerez

La firma de Julio Asencio

01:52

Compartir

El código iframe se ha copiado en el portapapeles

<iframe src="https://cadenaser.com/embed/audio/460/1669288109477/" width="100%" height="360" frameborder="0" allowfullscreen></iframe>

Jerez de la Frontera

Acaba de concluir en Egipto la 27ª Cumbre del Clima, con resultados dispares e insuficientes una vez más. Desde 1995, casi doscientos países integrados en la ONU se reúnen anualmente para abordar el grave problema de las emisiones de dióxido de carbono, principal causa del calentamiento global. En la cumbre del pasado año, celebrada en Glasgow, se estableció que el máximo de calentamiento permitido hasta el año 2025 es de 1,5 grados (actualmente es 1,1 grados), y que de ahí a 2030 la emisión de los gases de efecto invernadero deberá haberse reducido un 45%.

Sin embargo, en la reciente cumbre de Egipto se ha previsto que solo habrá una ridícula disminución de entre el 5% y el 10% y que la temperatura planetaria llegará a los 2,5 grados, terrible. Los más desarrollados, EEUU y la UE, dicen que ellos sí están aplicando políticas para alcanzar el objetivo y han denunciado que China es la que más contamina y no está dispuesta a reducir sus emisiones hasta 2030. Lo que callan hipócritamente es que poderosas multinacionales occidentales se han instalado en China y que allí se fabrica una parte importante de cuanto se consume en el mundo, en especial la tecnología informática.

Se ha intentado otro acuerdo para reducir de forma drástica el consumo de gas y petróleo; pero, dado que las decisiones se toman por unanimidad, los países productores de petróleo y gas se han negado a firmarlo. El único compromiso logrado en la cumbre es la creación de un fondo financiero para compensar a los países que sufren los mayores estragos ambientales y económicos causados por el cambio climático.

El calentamiento del planeta es un hecho incontestable que ya no pueden negar ni los negacionistas más fanáticos. Basta con recordar lo que hemos padecido aquí últimamente: olas de calor, sequía severa y temperaturas veraniegas incluso en noviembre. En lo que llevamos de siglo, el incremento ha sido tan brutal, que si en los próximos lustros no se adoptan medidas efectivas y urgentes para solucionarlo, se irá todo al garete. De momento, no hay lugar para el optimismo.

Escucha la radioen directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

En directo

A continuación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Compartir

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad