Actualidad

Autoescuelas: escasez de profesores y subida en el precio del combustible

Se espera que con el Grado Superior en Formación para la Movilidad aumente el número de profesionales del sector

Autoescuela / Cadena SER

Zaragoza

Durante el verano, no son pocos los jóvenes que aprovechan a sacarse el carné de conducir. Tienen más tiempo y menos obligaciones. Con un aluvión de alumnos las autoescuelas se enfrentan ahora a dos problemas: la escasez de profesores y la subida en el precio del combustible.

Inflación

La inflación se desboca en junio y muchas autoescuelas ya lo notan. Los precios siguen en niveles muy altos —disparados en el caso de la energía y las materias primas— y, según todas las previsiones, solo comenzarán a contenerse hacia finales de año. Después del golpe sufrido con la pandemia, las autoescuelas se ven de nuevo afectado por el incremento del precio de la gasolina, elemento indispensable para las clases prácticas.

Este sector tampoco cuenta con ningún tipo de subvención o ayuda. Tan solo con los descuentos que está aplicando el Gobierno de España en todas las gasolineras. Y como muchos centros ya han asegurado, esta medida parece no ser suficiente.

Diego García es director de la autoescuela San Roque en Calatayud y aseguraba que: "A los transportistas sí que se les ha dado unas ayudas fijas y directas. Sin embargo, al sector de la autoescuela lo que se le ha ofrecido es lo mismo que al público general, la bajada de veinte céntimos por litro. No se le ha metido en el grupo de aquellos que necesitan el combustible como su mayor activo. Y es un error".

Muchos centros quieren que este incremento en los costes no repercuta en sus alumnos. De este modo, las autoescuelas tienen que hacer frente a un incremento de los gastos muy superior a lo habitual. "Nosotros hacemos un pequeño sacrificio igual que está haciendo todo el mundo, pero hay veces que no es suficiente. Tendremos que pensar en si subir o no los precios, por que hay veces que los beneficios solo llegan para cubrir los costes", explicaba el director de la autoescuela San Roque.

Jubilación y escasez

La Confederación de Autoescuelas publicaba en junio que en España faltan actualmente 3.000 profesores de formación vial. Pero para poder llegar a serlo, se necesita pasar por tres fases, todas ellas supervisadas por la DGT. En primer lugar se hace una prueba teórica y después una práctica, es decir, algo parecido al examen de conducir, pero más complejo. Esta sería la denominada fase a distancia. Una vez superadas, se debe asistir a un curso presencial, que no lo da la propia DGT, sino que se subcontrata. Aquí comienza uno de los problemas, pues desde el año pasado no se ha podido aprobar una licitación para este servicio a causa de problemas administrativos.

Cuanto más aumentan los alumnos, más profesores faltan. "Hay muchos profesores que entran en edad de jubilación y salen de este mercado laboral. Además, el acceso es muy complicado. Para poder llegar a ser profesor se necesita tiempo", así lo asegura Sergio Oliveros, presidente de autoescuelas de Zaragoza. "En Calatayud llevamos más de 10 años con los mismos profesores", explicaba García. Si no ha habido nuevos docentes, el sector denota una gran urgencia de este tipo de profesionales.

Se espera que con el Grado Superior en Formación para la Movilidad recién implantado en Aragón desde el ministerio aumente el número de profesionales.

Escucha la radioen directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

En directo

A continuación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Compartir

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad