Sociedad

El derribo del edificio de la Peña Os Casaus, "un día histórico" hacia la urbanización del polígono de las Harineras

Numerosos vecinos oscenses han asistido este miércoles a las 10:00 horas al derribo de esta edificación, una imagen que muchos esperaban por lo que significa para esta céntrica zona de la ciudad

El derribo este miércoles del antiguo local de la Peña Os Casaus es otra demostración de cómo se va convirtiendo en realidad la urbanización del polígono de las Harineras para construir 1.300 viviendas tras más de dos décadas. La primera fase se limitará a cien pisos. De manera puntual, a las 10:00 horas, ha comenzado un derribo muy esperado, a juzgar por los numerosos vecinos que se han congregado en avenida Martínez de Velasco para asistir a lo que algunos de ellos han calificado como "un día histórico".

De momento, este miércoles ha comenzado la demolición de la parte del polígono que da a la avenida Martínez de Velasco, comenzando por la parte que ocupó la Peña Os Casaus para sus actividades lúdicas y sociales, continuará con la edificación anexa que hace esquina con la calle José Gil Cávez; estos trabajos se concluirán esta semana, tiempos durante el que hay un tramo de la carretera que está cortado por lo que la circulación unidireccional.

Entre los espectadores de esta demolición, recuerdos, por un lado, por las empresas que hubo en este punto de la ciudad, y, por otro, mucha ilusión, porque "al fin, después de tantos años, esto dejará de ser un agujero en pleno centro de la ciudad lo que servirá para revitalizar y dinamizar la zona".

Harineras ordenará un gran espacio de 8,5 hectáreas con un proyecto urbanístico moderno que incluirá cerca de 1.300 nuevas viviendas en edificios que tendrán una altura máxima de entre 6 y 11 plantas. También se construirán zonas peatonales, habrá locales, especialmente en las calles principales, y se crearán viales para descongestionar el tráfico en la ciudad.

Quedarán pendientes los derribos del resto de naves, ubicadas cerca de la antigua vía del tren, algunas de las cuales continúan alojando negocios que seguirán en activo hasta el momento en que deban derribarse las edificaciones donde se alojan.

Los trabajos de demolición de las edificaciones existentes en el conjunto del polígono comenzaron el pasado 11 de diciembre. Algunos de los vecinos trasladaban este miércoles que esperan que "no ocurra como en otros solares en el centro de la ciudad que se quedaban sin uso y solo servían para, con el tiempo, ocasionar problemas y molestias".

 
  • Cadena SER

  •  
Programación
Cadena SER

Hoy por Hoy

Àngels Barceló

Comparte

Compartir desde el minuto: 00:00