Tribunales

Cinco acusados por los altercados en el casco antiguo de Oviedo pagarán una multa de 600 euros

Uno de ellos ha reconocido que increpó a los agentes diciéndoles que "os tenían que matar a todos" mientras otro incitó a la gente gritando "que se vayan de aquí, maderos de mierda"

Policías realizan controles en zonas de ocio nocturno en Oviedo. / POLICÍA NACIONAL

Asturias

Los cinco detenidos por los altercados registrados en la madrugada del pasado sábado en el Oviedo Antiguo han aceptado pagar una multa individual de 600 euros tras admitir que cometieron un delito de resistencia a agentes de la autoridad durante un juicio rápido.

Los acusados han reconocido ante el Juzgado de Instrucción número 3 que en la madrugada del pasado sábado protagonizaron un incidente con los agentes de la Policía Nacional que realizaban un control de seguridad en torno a los locales de ocio nocturno en la zona antigua de Oviedo para prevenir una posible alteración del orden público, como ya había sucedido recientemente.

Sobre las 06:30 horas, uno de los acusados intentó acceder al perímetro de seguridad que los agentes habían colocado en la calle Ildefonso Martínez, donde iban a controlar un local y al ser advertido de que estaba prohibido, hizo caso omiso y se mostró "desafiante", increpando a los policías con expresiones como "os creéis que la calle es vuestra", insultándoles y diciéndoles que "os tenían que matar a todos". Seguidamente, los agentes le requirieron para que se apartara a una zona más alejada para ser identificado y en ese momento el acusado se abalanzó sobre uno de ellos con el que comenzó a forcejear, haciendo que el policía cayera al suelo, mientras otros agentes lograban reducir al procesado.

Incitación y agresiones

En esa misma calle se fueron congregando numerosas personas, entre los que se encontraban los otros cuatro acusados quienes, según la Fiscalía, se mostraron "desafiantes y agresivas" hacia la actuación policial. Uno de ellos ha reconocido que incitó a la gente contra los policías, con frases como "que se vayan a la mierda, que se vayan de aquí, maderos de mierda" mientras se agarraba la zona genital y, que cuando le iban a identificar, huyó de la zona perseguido por varios agentes contra los que se revolvió al ser alcanzado lanzándoles patadas y puñetazos por lo que, según la acusación, tuvo que ser reducido.

Algunos testigos, entre los que estaba otro acusado, intentaron impedir su detención empujando a los agentes y arremetiendo contra uno de ellos. La Policía estableció un cordón de seguridad en torno a los detenidos para evitar más agresiones y en ese instante, según el Ministerio Fiscal, otra acusada que intentaba impedir la detención de los acusados de forma agresiva y violenta dio una patada a uno de los agentes por lo que también fue arrestada.

Finalmente, el quinto acusado ha admitido igualmente que incitó al resto de personas para que agredieran a los policías, realizando para ello cánticos, gestos obscenos e insultos, por lo que los agentes se dirigieron a él para identificarlo, emprendiendo la huida. Los policías salieron detrás de él y le alcanzaron, momento en que el acusado empujó a uno de ellos y fue detenido.

Escucha la radioen directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

En directo

A continuación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Compartir

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad