Directo

CONSEJO DE MINISTROS Sigue la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros

Sociedad

El bebé que revive el debate del colapso en las carreteras de Tenerife

Los médicos avisaron a la Guardia Civil antes de que se produjera el nacimiento por temor a las colas

Santa Cruz de Tenerife

La recién nacida en una ambulancia del Servicio de Urgencias Canario no sabe que ha vuelto a avivar el eterno debate de las carreteras en la isla de Tenerife. El colapso de las vías, día sí y día también, provoca consecuencias hasta ahora no percibidas por la ciudadanía. Hasta que ocurrió lo que tenía que pasar en algún momento. Una niña nacida en el cubículo de una ambulancia. ¿Preparado? Sí. ¿Seguro? También, hasta un punto. Todo salió bien... pero, ¿y si hubiera sido una persona en grave peligro? ¿alguien con traumatismos serios? ¿y si el parto no hubiera salido bien?

Enrique Arriaga: "nuestras vías están al límite de nuestra capacidad. Se colapsa completamente, aunque gracias a Dios, todo salió bien. Ojalá no ocurra en otros casos como accidentes"

Ese es el debate que ha planteado Alberto Martell, médico que atendió a la madre. De camino al Hospital Universitario de Canarias, se encontraron con lo inevitable, con lo vivido todos los días por los habitantes de la isla tinerfeña. 'Vimos que teníamos que actuar cuanto antes para evitar quedarnos en el colapso de la cola de camino al hospital. Por eso, llamamos a la Guardia Civil desde que supimos que teníamos que llegar cuanto antes. La niña se adelantó, y quedarnos atrapados en este tráfico hubiera supuesto un posible peligro para la madre y para la recién nacida".

112 Canarias

Más información

Desde el Cabildo de Tenerife, su consejero de Carreteras, Enrique Arriaga, reconoce el caos que provoca la aglomeración de coches y pone de ejemplo el citado en este caso, la TF-5. En horas clave, sobre todo por la mañana, y a las distintas horas de salida de los trabajos, el tiempo medio de espera es, mínimo, una hora. Depende, claro está, del día. A veces es más. Arriaga asegura que "nuestras vías están al límite de su capacidad. Es obvio el caos que se genera, pero gracias a Dios que en este caso, no ocurrió nada porque fue un nacimiento".

Un parto que, como decimos, ha provocado nuevos debates en el seno de la política, pero también en lo social. Los ciudadanos están literalmente "hartos" de lo que ocurre cada día. Lo peor, es que lo ven "inevitable". Parte de la rutina en la isla de Tenerife. No solo ocurre en la TF-5, también en la TF-1 en horas centrales. Y no hablemos de lo que ocurre cuando pasa un accidente - o varios, dependiendo de lo negra que sea la jornada -. Hace apenas una semana, se producían dos accidentes casi simultáneamente en la TF-5. Uno de ellos, con un conductor hospitalizado por haber dado vueltas de campana. El resultado, un colapso que duró toda la mañana.

El debate lo abre una recién nacida, pero lo continuamos nosotros: ¿es esto realmente sostenible? ¿se hace cómoda y feliz una vida en la carretera? ¿se fomenta el transporte público? Desde la corporación insular, tienen claro que es un problema estructural de la isla y reconocen que debe cambiar. La pregunta a formular ahora es la del cómo. Los datos de 2018 arrojan que más de 100.000 vehículos al día pasaban por los tramos más importantes de la TF-5. Ahora, con un crecimiento demográfico positivo como consecuencia, sobre todo, de la migración, somos más de 2.500.000 habitantes. Con lo que este número podría haber crecido exponencialmente en estos 4 años.

Ahora fue un parto adelantado que, afortunadamente, salió bien. Mañana podría ser algo más grave. Ante la falta de respuestas, lo único que nos queda es rezar para que no pase.

Escucha la radioen directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

En directo

A continuación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Compartir

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad