Sociedad

La curiosidad histórica que esconde el Belén de Santa Cruz de Tenerife

Este tradicional belén se instala en la entrada del Ayuntamiento de la ciudad y este año ha sido diseñado por el belenista artesano Fernando Benítez, que ha inspirado su obra en el aniversario de la derrota en Tenerife del almirante de la marina británica, Horacio Nelson.

El Belén de Santa Cruz de Tenerife

El Belén de Santa Cruz de Tenerife / Tatiara Chinea

Tenerife

El alcalde de Santa Cruz de Tenerife, José Manuel Bermúdez, asistió hoy a la inauguración del belén navideño del Ayuntamiento. Otro de los elementos fundamentales que ayudan a la capital a que recupere su tradicional navidad después de la pandemia que ha sufrido el mundo. Este año se promete una fiesta como la de hace dos años, anunciando el alumbrado de luces, que se encendió la semana pasada, el concurso de villancicos y el regreso del recibimiento de sus majestades los Reyes Magos de Oriente al Estadio Heliodoro Rodríguez López.

“Estamos todos seguramente inquietos porque llega la navidad y con ella llega Santa Claus y los Reyes Magos al estadio. Este año vuelven. Ya llevamos mucho tiempo sin tenerlos.”, anunció el alcalde de Santa Cruz con la presencia del concejal de Fiestas, Alfonso Cabello, así como de otros representantes de la Corporación Municipal y también de algunos centros infantiles que acudieron a presenciar la obra.

Este tradicional belén se instala en la entrada del Ayuntamiento de la ciudad y este año ha sido diseñado por el belenista artesano Fernando Benítez, que ha inspirado su obra en el aniversario de la derrota en Tenerife del almirante de la marina británica, Horacio Nelson. “Este belén tiene una carga histórica importante. Tenemos que defender nuestro pasado para afianzar nuestro presente y divisar más de cerca nuestro futuro. En 1797, en Santa Cruz, el caprichoso Horacio Nelson quería incorporar al archipiélago en la corona británica. Lo que no esperaba encontrarse era la valentía de los santacruceros y los tinerfeños.”, declaró Fernando Benítez bajo la mirada de todos los niños que acudieron ilusionados a la inauguración junto a sus educadores.

Cuando Canarias estuvo a punto de caer en manos del Imperio Británico

La batalla de Santa Cruz de Tenerife de 1797 fue iniciada por Horacio Nelson contra la ciudad de Santa Cruz de Tenerife para que el archipiélago canario se sometiera al mandato de la corona británica. Gracias a las Milicias canarias, dirigidas por el general Antonio Gutiérrez de Otero, esta conquista se vio frustrada.

El contralmirante británico contaba con aproximadamente 900 hombres y unos nueve buques para tomar la capital de la Comunidad Autónoma siguiendo un plan dividido en dos fases: La primera fase consistía en desembarcar en la playa de Valleseco, avanzar hasta el montículo Altura y tomar por retaguardia el castillo de Paso Alto para negociar desde allí la rendición de la ciudad. Si al finalizar la primera fase no se conseguía esa rendición, se iniciaría una segunda fase donde se enviarían fuerzas para desembarcar en la capital. Estos planes de Horacio Nelson empezaron a torcerse cuando sus buques fueron avistados en la noche del 21 de julio y el teniente general Gutiérrez ordenó la preparación de las defensas de cada una de las islas.

Detalle del Belén de Santa Cruz / Cadena SER

En el tercer y último intento de conquista, Nelson decidió, ante el fracaso de sus dos primeros intentos, atacar frontalmente a la ciudad de Santa Cruz, con un desembarco en el muelle para tomar el Castillo de San Cristóbal y desplegarse en la plaza de la Pila para reprimir cualquier conato de insurrección popular.

El 25 de julio de 1797, en plena noche, las lanchas de desembarco comenzaron a navegar hacia el muelle en silencio total y prácticamente sin visibilidad. Sin embargo, la fragata española San José las detectó y dio la alarma, al igual que el Castillo de Paso Alto, por lo que las baterías hicieron fuego sobre las fuerzas invasoras. Nelson se encontraba en el cuarto bote de los que pudieron desembarcar, pero antes de llegar a tierra, recibió un impacto del cañón tigra que le arrebató el brazo y le obligó a evacuar la isla de manera inmediata.

Este nuevo belén que ha presentado hoy el Ayuntamiento, además de los detalles que recoge un tradicional belén, cuenta con elementos canarios muy destacables y una representación de Nelson después del ataque, malherido y angustiado. Con esta inauguración la ciudad no solo pretende que esta navidad sea igual o más de especial que las anteriores a la pandemia, sino que también estén cargadas de la historia de Canarias.

Escucha la radioen directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

En directo

A continuación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Compartir

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad