Sociedad

De Luisiana a Canarias para conocer sus orígenes

Josh Scott ha salido de EEUU por primera vez para cumplir el sueño de recorrer un Archipiélago del que supo por las "maravillosas historias" de su abuelo

Trayecto que realizaron los antepasados canarios de Josh Scott hasta llegar a EEUU. @RemmyLaveau

Canarias

Nunca antes había "cruzado el charco" hasta ahora. La historia de Josh Scott, ingeniero civil en Nueva Orleans (Estados Unidos), bien podría servir como argumento de una película con un protagonista ávido de conocer sus orígenes. Con esto bastaría. Pero, si se añade el ingrediente de que lo que sabe es a través de las historias que le contaba su abuelo de pequeño, la cinta gana puntos.

Más información

Este norteamericano ha aterrizado en Canarias hace unos días, acompañado de su mujer y de su hija de 12 años", después de "años ahorrando y planeando el viaje". Los tres han salido por primera vez de su país para recorrer 7.200 kilómetros y colocar en el mapa el Archipiélago que le dio a conocer su abuelo materno. Irvan Pérez, como así se llamaba, nació en San Bernardo (Luisiana) en 1923 después de que sus antepasados llegaran a este Estado del sur de EEUU en torno a 1778.

"Los antepasados de mi abuelo vinieron de muchas islas y en casa tengo una foto del árbol genealógico que lo documenta, además de otra de los barcos en los que vinieron", cuenta Josh en uno de sus descansos durante el viaje. "Siempre quise venir porque siento una conexión especial con Canarias por todo lo que me contaba mi abuelo", un trabajador del aluminio que "se inscribió en la armada estadounidense con 19 años y que sirvió también en la Segunda Guerra Mundial".

Canarios en Luisiana

A la colonia canaria en Luisiana se le conocía, y conoce, como los isleños. Llegaron hasta ahí después de que su gobernador, Bernardo de Gálvez, buscara reclutas canarios -en especial agricultores- para poblar el territorio ofreciéndoles a cambio incentivos económicos con los que mejorar su situación en las Islas. Remmy Laveau, como así se hace llamar en X, conoce esta parte de la Historia porque su abuelo se empeñaba en mantenerla viva. "Pasó su vida tratando de conservar las tradiciones canarias, incluso escribiendo y cantando décimas", indica. Su afán era tal que, junto a otros compañeros, "realizó un documental en los años 80 sobre la vida de los descendientes" al que puso voz.

El deseo por descubrir los secretos de su ADN llevó a Josh a aprender español. "Hasta 1920 en San Bernardo se hablaba, pero luego el Gobierno de EEUU hizo que todo el mundo aprendiera inglés en la escuela y se ha acabado perdiendo", indica. Por eso, y porque su abuelo era el último hispanohablante de la familia, quiso conocer un idioma que lleva perfeccionando "desde hace cinco años". Por desgracia, "no pudo practicarlo con él porque falleció antes".

Gran Canaria y Tenerife, sus paradas

Por ahora el Archipiélago no ha dejado de sorprenderle. Su primera parada ha sido Gran Canaria, pero también recorrerá Tenerife donde conocerá "a una gran amiga" de su abuelo que estudió la influencia de la música y cultura de Canarias en otros países.

"La gente es muy amable y me estoy divirtiendo muchísimo", se complace en reconocer este norteamericano que repite el viaje que su abuelo "hizo algunas veces". Lamenta, eso sí, no recordar "muchas de las historias que le contó", aunque sí que conserva pruebas gráficas. "Tengo una foto de él y un amigo montando en burro", dice. Una imagen que podría haberse tomado, por ejemplo, en Tejeda (Gran Canaria), donde con el boom turístico de los 70 llegaron a contarse hasta 12 burros para dar paseos a los visitantes de la Cumbre.

Coincidencia o no del destino, Josh ha aterrizado en Canarias en plenos Carnavales cuando en su ciudad, Nueva Orleans, también acaban de ponerse el disfraz. Este baile de máscaras yankee o Mardi Gras, como así se le conoce, cuenta incluso con su propia cabalgata y desfile de carrozas.

Aunque aún le quedan días en el Archipiélago, Josh ya planea su próximo viaje. Espera regresar pronto para seguir conociendo el resto de unas islas que le han enamorado, incluso, para vivir en ellas. "Si pudiera mudarme aquí con mi familia lo haría, sin duda", señala.

Pero hasta que eso llegue, y mientras siga aquí, este ingeniero tiene otro reto: el de no irse de Canarias "sin comer cada día las papas arrugadas".

Comida típica canaria que han probado Josh y su familia

 
  • Cadena SER

  •  
Programación
Cadena SER

Hoy por Hoy

Àngels Barceló

Comparte

Compartir desde el minuto: 00:00