Sociedad

El proyecto LIFE Stop Cortaderia para eliminar el plumero en Cantabria logra el apoyo de la UE para continuar cinco años más

La Comisión Europea ha dado el visto bueno a seguir financiando esta iniciativa que duplica su presupuesto hasta los seis millones de euros y se extenderá a otras regiones de la cornisa cantábrica

Una operaria desbrozando un plumero grande.

En la primavera de 2018 la Comisión Europea aprobó el proyecto LIFE Stop Cortaderia con un presupuesto de 3.569.000 euros y cuatro años de duración. Se trataba de un proyecto financiado por los fondos LIFE, que es el instrumento financiero de la UE para la conservación de la biodiversidad.

Su finalidad principal era la eliminación de la planta invasora plumero de la Pampa de los espacios protegidos costeros de la Red Natura 2000 de Cantabria y la contención de su expansión hacia el interior de la región. Impulsado en el marco de la Estrategia Regional de lucha contra especies invasoras y el Plan de control del plumero, su promotor principal y cofinanciador fue la Consejería de Medio Ambiente del Gobierno de Cantabria.

El Proyecto se planteó de inicio como un modelo de colaboración entre asociaciones que trabajan por la inclusión de las personas con discapacidad (Amica, AMPROS y SERCA), entidades que trabajan en el estudio y la conservación de la naturaleza (SEO/BirdLife), administraciones públicas y empresas de España y Portugal y por ello, fue reconocido y apoyado por la Comisión Europea, a través del instrumento financiero LIFE.

El delegado de SEO/BirdLife en Cantabria, Felipe González ha adelantado en la Cadena SER que la organización medioambiental acaba de recibir la confirmación oficial de la comisaria de la UE sobre la continuidad del proyecto. Y es que Stop Cortaderia, explica, ha sido todo un éxito, a lo largo de 4 años en Cantabria ha logrado eliminar 287 hectáreas de plumero en espacios costeros de Cantabria de la Red Natura 2000, así como erradicar 1.800 focos aislados y dispersos en valles de interior y montaña de Cantabria; la plantación de 16.000 árboles y arbustos, y 65 hectáreas de praderas silvestres sembradas.

Ahora continuará a lo largo de otros cinco años más y su presupuesto global se va a duplicar al rebasar los seis millones de euros. El proyecto está financiado en un 60% por fondos europeos y en un 40% por instituciones y entidades privadas.

Cantabria LIFE Stop Cortaderia cuenta también con la participación y cofinanciación de las empresas Astander, Solvay y Viesgo, el Ayuntamiento de Santander y el Ministerio de Transportes, en el ámbito de sus carreteras. Y en esta nueva etapa va a extender sus acciones a otros territorios de la cornisa cantábrica como Asturias, País Vasco o Galicia y del Arco Atlántico europeo como determinada zonas de Francia.

Y es que desde inicio buscó ser ejemplar y replicable, y para ello generó conocimiento y experiencias trasladables al resto de regiones europeas con problemáticas similares, fomenta la coordinación, incrementa la comunicación y la información sobre la problemática de esta especie invasora.

Sus dos objetivos sociales eran conservar la biodiversidad y ayudar a las personas y por ello, creó oportunidades para favorecer la inclusión laboral de personas con discapacidad quienes con su trabajo diario sobre el terreno han sido agentes activos y visibles en la protección y el cuidado del medio ambiente para dar respuesta a problemas globales, en este caso ecológicos.

En los cuatro año de actuación ha generado empleo para 22 personas con discapacidad durante cuatro años, ha capacitado a 750 personas para el control de la planta invasora en España y Portugal y ha logrado la creación y adhesión de 150 entidades a la Estrategia Trasnacional de Lucha contra Cortaderia.

 
  • Cadena SER

  •  
Programación
Cadena SER

Hoy por Hoy

Àngels Barceló

Comparte

Compartir desde el minuto: 00:00