Opinión

Otros tiempos, otro PSOE

La firma de opinión de la escritora, periodista y cronista oficial de la ciudad de Albacete, Rosa Villada

Rosa Villada / Radio Albacete

Otros tiempos, otro PSOE

03:19

Compartir

El código iframe se ha copiado en el portapapeles

<iframe src="https://cadenaser.com/embed/audio/460/1666874960142/" width="100%" height="360" frameborder="0" allowfullscreen></iframe>

Albacete

Mañana se cumplen 40 años de la victoria socialista en las elecciones generales de 1982, que llevaron a la presidencia del Gobierno a un joven Felipe González, con el respaldo de diez millones de votos; que le valieron 202 escaños en el Parlamento.

Tuve la suerte de vivir con intensidad ese momento histórico, desde el periódico en el que trabajaba entonces: La Voz de Albacete. Eran nuevos tiempos. En esta ciudad ya gobernaba el Ayuntamiento el PSOE, en coalición con el Partido Comunista, con un joven Salvador Jiménez al frente del municipio.

En aquellos momentos había mucho por hacer y, lo que era más importante, había mucha ilusión por hacerlo, por mejorar las cosas. La mayoría de los que se acercaban a la política, lo hacían con una inmensa voluntad de servicio. Lógicamente, como corresponde al mundo de dualidad que vivimos, hubo luces y sombras.

El slogan de campaña de Felipe González fue: “Por el cambio”. Recuerdo que le preguntaron: ¿qué significa el cambio? Él respondió: “que España funcione”. Lamentablemente, esas buenas intenciones de que España funcionase, nunca se llegaron a realizar del todo. Es obvio que muchas cosas han mejorado en los últimos 40 años. ¡Solo faltaba, que siguiéramos igual que entonces! Pero otras han empeorado.

A día de hoy aún no se puede decir que España funciona, pues son muchas las carencias que existen en todos los sectores sociales. Empezando por la Sanidad, con listas de espera interminables. Siguiendo por la Justicia, que tarda años en resolver un pleito, y no hablemos ya de la Educación; solo hay que preguntar a los docentes.

En aquel PSOE existía una corriente interna de opinión llamada Izquierda Socialista, y se podía discrepar y hacer autocrítica. Aquello ya pasó a la historia. Más bien se terminó aplicando la consigna que popularizó Alfonso Guerra y que decía: “el que se mueve, no sale en la foto”. Y no salía, no.

Poco a poco, la decepción se fue instalando en la sociedad al ver que el cambio se había operado en los propios dirigentes socialistas, más que en España. Después, nunca ha habido, ni hay, la ilusión que despertó Felipe González en la gente y el convencimiento de que un país mejor era posible. Hoy, muchos socialistas reniegan de él y de Alfonso Guerra, al que ni siquiera habían invitado a la celebración de su victoria.

Guerra, por cierto, dijo entonces que a España no la iba a conocer ni la madre que la parió. Hoy, a quien no conoce ni la madre que lo parió es al Partido Socialista Obrero Español. Son otros tiempos y otro PSOE.

Escucha la radioen directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

En directo

A continuación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Compartir

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad