Sociedad

La madre de la Guardia Civil acusada de acabar con la vida de sus hijas en Quintanar del Rey pide respeto a la investigación

En un comunicado ha aportado nueva información sobre la vida sentimental de su hija y ha pedido respeto

Cuartel de la Guardia Civil de Quintanar del Rey, en Cuenca. / GOOGLE MAPS

Motilla del Palancar

Mercedes Crespo Mejías, la madre de Paola G.C., la guardia civil acusada de matar a sus dos hijas antes de suicidarse el 15 de diciembre en Quintanar del Rey, ha pedido que se respete la investigación y ha da dado a conocer que su hija mantenía una relación “complicada e inestable” con un vecino de esa localidad.

En un comunicado remitido al Diario Área del Campo de Gibraltar, la madre de la agente ha querido puntualizar algunos aspectos relacionados con el suceso ante el “desgarrador dolor” que viene sufriendo.

Ha lamentado las informaciones “inventadas por familiares y vecinos divulgadas por los medios de comunicación sin contrastar con la correspondiente documentación” sobre la situación de su hija y un caso que, recuerda, está “bajo secreto de sumario” y “nadie conoce”.

Crespo explica que la relación de Paola con su exmarido acabó con un divorcio que su hija “inició” y que el proceso finalizó “aproximadamente hace dos años, con un convenio regulador de mutuo acuerdo ratificado en el juzgado correspondiente”.

Añade un dato que “sí me consta y no se ha publicado”, y es que su hija mantenía “una relación sentimental” de “más de un año y medio, muy complicada e inestable con un vecino del pueblo”.

“Hay que dejar a los investigadores hagan su trabajo y abstenerse de enjuiciar a mi hija, cuando es presunta culpable, y de hacer acusaciones en base a nada”, subraya la madre de Paola, que era natural de Algeciras como lo es su familia.

Escucha la radioen directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

En directo

A continuación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Compartir

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad