Hoy por Hoy CuencaHoy por Hoy Cuenca
Ocio y cultura

Quintanar del Rey: de las quinterías del Valdemembra al desarrollo actual

Un estudio etnográfico pone en valor la agricultura y la construcción tradicional del tercer municipio mesa poblado de la provincia de Cuenca

Quintanar del Rey: de las quinterías del Valdemembra al desarrollo económico actual

Quintanar del Rey: de las quinterías del Valdemembra al desarrollo económico actual

17:05

Compartir

El código iframe se ha copiado en el portapapeles

<iframe src="https://cadenaser.com/embed/audio/460/1715754127230/" width="100%" height="360" frameborder="0" allowfullscreen></iframe>

La localidad conquense de Quintanar del Rey es protagonista de un nuevo estudio de Vestal Etnografía, un trabajo titulado Entre quinterías y el río Valdemembra del que hemos hablado con Eduardo Bollo en el espacio La Memoria de la Tierra que emitimos los miércoles cada quince días en Hoy por Hoy Cuenca.

El proyecto se centra en el patrimonio cultural de Quintanar del Rey con el objetivo de salvaguardarlo a través del estudio, la difusión y la creación de una ruta autoguiada que la gente puede seguir por el municipio para conseguir avanzar en la lucha por la pérdida de conocimientos tradicionales”, explica Bollo.

“Hoy, es el tercer municipio con mayor población de la provincia de Cuenca y cabeza económica de la comarca. Quintanar del Rey, a las puertas de la Mancha, es un gigante sin molinos, un caso único de nuestra tierra. Pero esto no siempre fue así. Esta llanura extensa, a orillas del río Valdemembra, y sobre un suelo arcilloso, tuvo, como el resto de pueblos, que adaptar su sociedad y economía a los recursos del entorno. El barro, la paja y el carrizo levantaron las casas y el agua fértil del curso del río Valdemembra, hoy un mosaico de viñas, olivos, almendros, forjaron la vida y la historia de Quintanar del Rey", explican desde Vestal.

El origen

Quintanar nace con el nombre de Quintanar del Marquesado de Villena bajo la jurisprudencia del municipio aledaño de Villanueva de la Jara. “En un inicio, no era más que una pequeña aldea de varias casas de campo, conocidas como quinterías, que estaban próximas las unas a las otras”, apunta Bollo. “Con el crecimiento de Villanueva de la Jara durante el siglo XVI, la aldea de Quintanar creció en población hasta que, en el año 1561, bajo el reinado de Felipe II, consigue su propia independencia a través de una Carta Privilegio, el título de Villa y su nuevo nombre, Quintanar del Rey. Referenciada en las Relaciones Topográficas de Felipe II de 1575, cuenta entonces ya con una población de dos mil habitantes”.

Plaza Mayor de Quintanar del Rey (Cuenca).

Plaza Mayor de Quintanar del Rey (Cuenca). / Vestal Etnografía

Las quinterías

El nombre de Quintanar se refiere a su origen. “Un quintanar es un grupo de quinterías o quintanarejos, es decir, pequeñas casas de barro y paja enjalbegadas de cal y con techumbre de carrizo o atocha donde se realizaban diferentes faenas agrícolas. Y ese fue su comienzo. Humildes hogares que fueron conformándose en una pequeña aldea. Las quinterías eran representación de un modo de vida agrícola”, explican desde Vestal.

Las aldeas de Cuenca que se asoman al Turia: un viaje entre manzanos y simas

Tan claro está el origen del pueblo en estas casas que en los años 80 se fundó la revista Quinterías, que cuatro veces al año aparecía tratando diferentes temáticas como la historia del municipio, poesía o temas de actualidad, convirtiéndose en un referente de la cultura en el pueblo. Tuvimos la oportunidad de entrevista a Ángel de Dios Rubio, fundador de esta revista, que nos describía cómo nació y su valor en la actualidad:

La economía

Como en todos sitios, era una sociedad agrícola. “Una sociedad trabajadora volcada en las labores del campo”, como recuerda María del Carmen Gómez González, maestra jubilada de Quintanar. “El paisaje de Quintanar del Rey es hoy un mosaico de viñas, olivos y almendros que el río Valdemembra atraviesa mientras busca aterrizar en la cercana ribera del Júcar. A su vera, se han cultivado históricamente huertas donde judías, melones, sandías y otras tantas verduras y hortalizas daban sustento a las gentes del pueblo. También su cauce era el lugar donde se arrodillaban las mujeres para lavar”, detalla Bollo. La producción vitícola ha mantenido en gran parte el peso económico del municipio, con muchas cooperativas que han sido la base y sustento de muchas familias.

A mediados del siglo XIX, en pleno proceso de desamortizaciones, se datan un molino harinero, siete de aceite y cuatro tahonas, molinos de harina movidos mediante animales de tiro, conocidos como tahonas o molinos de sangre. Este método de molido es habitual en poblaciones como Quintanar del Rey, donde la potencia hidráulica del río es baja. Como ejemplo en una de las esquinas de esta Plaza de la Concepción se encontró hasta mediados del siglo XX un molino de aceite.

Construcción tradicional

Poco de esta arquitectura vernácula queda en pie hoy en día en Quintanar. “Han sido los suelos rojizos, arcillosos, de alrededor, los que han constituido la base de la construcción popular de Quintanar del Rey durante siglos, hasta que los nuevos materiales propios del siglo XX relevaron esta construcción tradicional a un segundo plano”, explica Bollo.

Boniches: resina y agua en la Serranía de Cuenca y una sola bombilla por casa

"Junto al agua del río Valdemembra y la paja sobrante de la siega del cereal, esta tierra se mezcla hasta conseguir una masa homogénea que es introducida en moldes de madera y puesta a secar. Como horno, el sol. Una vez fuera del molde, ya tenemos el adobe o ladrillo de barro, que debidamente apilado, y unido mediante la misma mezcla húmeda, daba lugar a una pared. Una vez construida la casa, se revestía con yeso y cal, traídos de otros lugares en los que esos materiales abundan”, detalla.

Construcción tradicional en Quintanar del Rey (Cuenca).

Construcción tradicional en Quintanar del Rey (Cuenca). / Vestal Etnografía

El futuro

“¿Tiene Quintanar un problema de despoblación?”, se preguntan desde Vestal. “Aunque el crecimiento poblacional apunta, indudablemente, en dirección contraria, la deriva de las poblaciones aledañas indica que es más que probable que tienda a convertirse en un polo urbano en un contexto completamente despoblado, donde la vid y el olivo sean los únicos habitantes, con las consecuencias sociales y ambientales que estos cambios conllevan. La apuesta por un desarrollo sostenible, que se adapte a los cambios del clima, implica el reto de distribuir la población a lo largo del territorio. En una época de grandes cambios y tremendas dependencias, esta cultura, la derivada de la experiencia de un pueblo, es más necesaria que nunca. Los recursos ahí siguen. Sólo urge recuperar los conocimientos que nos permitan aprovecharlos”.

Quintanar del Rey es hoy la tercera localidad por número de habitantes en la provincia conquense tras la capital y Tarancón.

Quintanar del Rey es hoy la tercera localidad por número de habitantes en la provincia conquense tras la capital y Tarancón. / Vestal Etnografía

Sigue el canal de la SER en WhatsApp
Encontrarás toda la información, el deporte y el entretenimiento: la actualidad del día y las noticias de última hora, los mejores vídeos y momentos de la radio, entrevistas, reportajes y mucho más.

Suscríbete ahora
Paco Auñón

Paco Auñón

Director y presentador del programa Hoy por Hoy Cuenca. Periodista y locutor conquense que ha desarrollado...

 
  • Cadena SER

  •  
Programación
Cadena SER

Hoy por Hoy

Àngels Barceló

Comparte

Compartir desde el minuto: 00:00