Sociedad

La demanda del Banco de Alimentos crece un 20%

CaixaBank recaudará fondos para estas entidades a partir del 16 de mayo

De izquierda a derecha, Natalia Diez, Araceli Gutiérrez, Jesús Mediavilla, Javier Felipe y Naomi Galarza

Valladolid

CaixaBank y su Fundación la Caixa emprenderán una campaña a partir del 16 de mayo en el que pondrá todos sus medios para recaudar fondos para los bancos de alimentos de toda España ante un aumento de la demanda, que en el caso de Valladolid podría suponer un incremento del 20 por ciento de las 19.000 personas a las que atiende actualmente (65.000 en Castilla y León, un tercio de ellos menores de ocho años).

La crisis provocada por la pandemia, la inflación subiendo "salvajemente" y la guerra en Europa está provocando un repunte en la demanda de ayuda, ha explicado la delegada de la Fundación la Caixa, Araceli Gutiérrez, quien ha presentado la campaña junto a la responsable de Acción Social de CaixaBank en Castilla y León, Natalia Diez; el presidente de la Federación de Bancos de Alimentos de la Comunidad, Jesús Mediavilla; y los integrantes de la entidad Acción Social La Roca-Centro Social La Victoria de Valladolid Javier Felipe y Naomi Galarza.

Gutiérrez ha incidido en que las circunstancias que ha citado afectan a los ciudadanos y los bancos de alimentos y las entidades que atienden a las personas que lo necesitan cada vez tienen menos productos, lo que está reduciendo "drásticamente" el tamaño de las cestas que se reparten en aproximadamente un 10 por ciento.

Por ello, se retoma de nuevo la campaña 'Ningún Hogar Sin Alimentos', que en 2020 y 2021 ha permitido recaudar 5,5 millones de euros en toda España (que se tradujeron en casi 6.000 toneladas de alimentos básico), cuando la demanda de ayuda alimentaria aumentó un 50 por ciento, y que arranca con una donación de un millón de euros por parte de la entidad bancaria y su fundación y en la que ha animado a participar tanto a la sociedad en general como a las empresas.

En Valladolid, entre 2020 y 2021, la campaña recaudó 37.415 euros en favor del Banco de Alimentos de Valladolid y, a partir del 16 de mayo, vuelve activarse para recoger donaciones, que se pueden hacer a través de la red de cajeros automáticos de CaixaBank; a través de CaixaBank NOW, tanto en la app como en la web; y por medio del portal corporativo www.caixabank.es, para los que no son clientes de la entidad. Además, se puede hacer a través de Bizum, enviando un donativo a la causa 38014.

De esta forma, la cuantía total de las donaciones se distribuirá entre los 54 bancos de alimentos asociados a la Federación Española de Bancos de Alimentos (FESBAL). "Nos toca arrimar el hombro de nuevo por una situación complicada", ha señalado Natalia Diez, quien ha explicado que la campaña inicialmente se extiende hasta el 30 de junio, pero el sistema seguirá abierto para recoger en cualquier momento.

En este contexto, Javier Felipe y Naomi Galarza han incidido en la importancia de este tipo de colaboración y del trabajo en red con los bancos de alimentos y los centros de acción social, que es como trabajan desde el comienzo.

Perfiles distintos

Galarza ha explicado que atienden a unas 97 familias, alrededor de 250 personas, la mayoría menores de dos años, pero también de otras edades, y con diferentes perfiles, muchos de ellos que se han quedado sin trabajo por la pandemia, otros son refugiados o personas que encontraron un trabajo pero han vuelto a necesitar ayuda de primera necesidad.

Por su parte, Jesús Mediavilla ha apuntado que las 65.000 personas a las que atienden los bancos de alimentos de Castilla y León suponen sólo el 2 o el 3 por ciento de la población, lo que quiere decir que las personas en situación de pobreza o vulnerabilidad superan el 15 por ciento, por lo que ha destacado la importancia de iniciativas como la de CaixaBank.

Además, ha advertido de que los datos del primer cuatrimestre indican que el número de personas que requieren ayuda sigue subiendo y prevén un incremento del 20 por ciento a lo largo de este año, sin saber "lo que va a venir" ante la situación mundial cambiante y consecuencias como la de la guerra de Ucrania, que ha "desbaratado" todos los planes de progreso de la Unión Europea para volver a la situación previa a la pandemia.

De la misma forma, ha explicado que la invasión también ha supuesto problemas con algunos productos como el aceite de girasol, lo que se ha sumado a falta de suministro de leche que han tenido que recortar y ahora pretenden volver a la normalidad, por lo que ha apelado a la solidaridad que los ciudadanos de Castilla y León siempre demuestran.

El presidente de la Federación de Bancos de Alimentos de la Comunidad también ha destacado la necesidad de que la sociedad se implique porque han bajado "mucho" las donaciones en los últimos dos años y es necesario aumentarlas para hacer frente a las necesidades actuales, al tiempo que ha destacado que 20.000 de las 65.000 personas a las que se ayuda, un tercio, son niños menores de ocho años.

Toda la información de la campaña y de las distintas formas de colaboración se puede encontrar en www.ningunhogarsinalimentos.org.

Escucha la radioen directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

En directo

A continuación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Compartir

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad