Sociedad

Una docena de incendios forestales mantienen en jaque a los equipos de extinción en ocho provincias de Castilla y León

En las últimas horas se ha decretado otro fuego en Cebreros (Ávila) que se propaga "con extraordinaria rapidez", según la Junta

Llamas del incendio de Monsagro que los vientos cambiantes y el fuerte calor mantienen activo y dificultan su estabilización / JMGARCIA (EFE)

Valladolid

Una docena de incendios siguen activos en la comunidad autónoma. Afectan a todas las provincias, con la excepción de Valladolid. Lo peor sigue estando en tierras salmantinas, aunque las últimas novedades apuntan a una evolución esperanzadora. Han sido necesarios varios desalojos, hasta cinco municipios en diferentes puntos y tres personas, dos de ellas miembros de los operativos, han resultado intoxicadas por humo. También una vecina de Torre Val de San Pedro, en Segovia, tuvo que ser atendida por el mismo motivo. Ninguno de los casos revistió gravedad.

En Salamanca, los esfuerzos siguen, seis días después, volcados en el incendio de Monsagro donde las quemas técnicas que se llevaron a cabo durante la madrugada del viernes han permitido contener el avance de las llamas en la zona de El Maíllo. La maquinaria pesada desplegada por el Ejército se afana para abrir y ensanchar caminos y cortafuegos.

En el albergue Los Sitios de la ciudad mirobrigense están alojados veicnos de Monsagor, Guadapero y Morasverdes. Según datos de Cruz Roja, son 89 más otro medio centenar que duermen con familiares pero van al albergue durante las comidas. Los voluntarios de Cruz Roja de Emergencias se encargan de atender necesidades sanitarias y sociales. Entre este grupo hay personas mayores pero también familias que se encontraban de vacaciones en sus pueblos. Los que tienen explotaciones ganaderas, señalan estas mismas fuentes, tienen más inquietud por conocer detalles de la situación del incendio.

Los residentes en Morasverdes ya han podido regresar a sus hogares, pero un nuevo foco ha obligado a que se mantengan en el interior de sus domicilios. Todo esto en Salamanca. Mientras, en Zamora, la Junta ha decidido rebajar a nivel uno los incendios de Figueruela de Arriba y Roelos de Sayago por haber dejado de ser un peligro para la población civil.

En Segovia, también se ha trabajado de manera muy intensa para intentar contener el incendio declarado este viernes en Navafría, en una zona también de gran valor ecológico. Casi 200 vecinos de Torre Val de San Pedro decidieron abandonar sus casas ayer. Durante la noche, el viento ha ayudado a sujertar el fuego, a concentrar su expansión, según ha explicado el delegado territorial de la Junta.

A todo esto hay que sumar que medios terrestres y aéreos intentan sofocar un incendio nivel 1 en Cebreros (Ávila) que presenta una "velocidad de propagación extraordinariamente rápida", según informa la Junta a través de sus redes sociales. La Junta ha declarado nivel 1 por previsión de más de 12 horas para su control, añade.

En el trabajan tres helicópteros, tres brigadas helitransportadas de la Junta, dos helicópteros y un avión de carga en tierra de Madrid, otro anfibio y uno de coordinación del Miteco que también mandará dos aviones anfibios y una brigada de refuerzo.

Escucha la radioen directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

En directo

A continuación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Compartir

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad