Sociedad
Obras municipales

Nada se hizo mal en la Plaza de Santiago pero persisten las goteras

El informe técnico externo sitúa las filtraciones en el forjado inferior y el Ayuntamiento de Burgos no podrá achacar fallos a la empresa que hizo la obra

La Plaza de Santiago en las últimas obras en 2020 / Ayuntamiento Burgos

El Ayuntamiento de Burgos asumirá el arreglo de las goteras y fisuras de la Plaza de Santiago en los próximos meses, tras el informe externo que avala la correcta ejecución de la obra y que la urbanización no padece ningún problema estructural.

Este es el compromiso personal que ha adquirido el concejal de Urbanismo, Daniel Garabito, para cumplir la sentencia condenatoria por los defectos que provocó la remodelación de hace 20 años.

Considera difícil atribuir ninguna responsabilidad a la empresa constructora de la reciente reforma, toda vez que el informe, que pidió la oposición, encargado a un estudio vinculado a la Universidad de Burgos, la exime como causante de las filtraciones que persisten sobre los garajes. Básicamente, el diagnóstico que ya hicieron los técnicos municipales, apunta Garabito.

La causa de las filtraciones a los garajes está en los ''movimientos horizontales por dilataciones térmicas en el forjado inferior original'', a más de un metro de la superficie, que desgarran las telas impermeabilizantes, según la tesis del informe externo y de los técnicos municipales.

El cambio del pavimento del proyecto original tampoco tiene influencia en las goteras, acepta Garabito, quien se refiere también a las fisuras en el nuevo suelo de la plaza, que considera superficiales y que no afectan a las filtraciones, sino más bien a un aspecto estético, que el concejal reconoce que deberá ser corregido, para que resulte satisfactorio para los vecinos y el propio Ayuntamiento. 

En todo caso, Garabito no contempla tener que levantar de nuevo toda la plaza, sino intervenciones en zonas concretas. El concejal de Urbanismo estima que el coste de la actuación estará cerca de los 100.000 euros, que habrá que sumar a los 1,7 millones que costó la remodelación.

El grupo municipal de Vox acusa al equipo de urbanismo del Ayuntamiento de Burgos de una gestión desastrosa por la que no asume ninguna responsabilidad, en la obra de la Plaza de Santiago, como ejemplo representativo, donde nadie tiene la culpa de los fallos habidos.

El concejal Fernando Martínez-Acitores compara el fracaso de la selección española en el Mundial de futbol con la Gerencia de Urbanismo y a su titular, Daniel Garabito, con el ex-seleccionador, Luis Enrique, a la hora de ''echar balones fuera'' en el proyecto de la Plaza de Santiago, como si las deficiencias fueran un ''accidente de la naturaleza''.

 
  • Cadena SER

  •  
Programación
Cadena SER

Hoy por Hoy

Àngels Barceló

Comparte

Compartir desde el minuto: 00:00