Sociedad

El estado de la Atención Primaria es crítico y podría sufrir un colapso

La falta de recursos humanos y la forma en la que están organizados incrementa las listas de espera para atender a los pacientes.

Médico con estetoscopio / Rawlstock

Valladolid

La Atención Primaria se encuentra en una situación crítica. La sanidad pública en Valladolid arranca el nuevo curso con muchas dificultades. La falta de recursos humanos y la forma en la que están organizados incrementa las listas de espera para atender a los pacientes. De hecho, se han llegado a cronificar y estandarizarse estos problemas que repercuten negativamente en el sistema de salud.

Estos problemas a los que no se les pone una solución pueden provocar el colapso de la Atención Primaria. Ese supuesto colapso se producirá cuando el modelo actual no sea capaz de resolver los problemas de salud de los pacientes. Además, en ese preciso modelo, la Atención Primaria es uno de los ejes principales porque regula la demanda al derivar a las personas a los complejos hospitalarios porque tienen patologías que desde la Atención Primaria no pueden resolver.

Recibe la Newsletter diaria de Radio Valladolid
Toda la información que necesitas para empezar el día

¡Suscríbete gratis!

De llegar a un supuesto colapso, podría provocar una reacción en cadena que generaría una sobrecarga inasumible en los hospitales que dejaría de lado la resolución de problemas de salud complejos, para los que han sido concebidos en realidad, para tratar de achacar las cuestiones que se tratan en la Atención Primaria.

¿Cuál es la solución?

La solución parece sencilla: una reordenación de los recursos sanitarios; el problema es que esta medida tiene muy poco rédito electoral. Como lograr esta solución parece una epopeya, muchos médicos han sobrevivido realizando una reordenación 'en la sombra', puesto que no hay quien les sustituya cuando se van de vacaciones ni un acuerdo marco para poder realizar con normalidad la reorganización de los recursos. Debe existir una concordancia entre la tasa de reposición y el número de vacantes ofrecidas.

Esta medida ha provocado que un médico tenga que pasar una consulta de un paciente suyo y la consulta que le tocaría a otro compañero. A este problema se le suma el déficit de profesionales, aunque la tasa de médicos en Castilla y León es de 4,3 por cada 1.000 habitantes; una de las mejores tasas de España. Esta cifra esconde otra realidad, porque los médicos no están realmente donde se les necesita; pueden existir plantillas sobredimensionadas que dejan de lado la atención médica en zonas rurales con pocos habitantes.

Salud mental en la Atención Primaria

Faltan recursos para mejorar la atención psiquiátrica y psicológica de los niños y adolescentes de Castilla y León. Los medios existentes en la sanidad publica para atender las necesidades a este nivel de la población en general son manifiestamente mejorables pero en el caso de niños y adolescentes el panorama resulta aún más pobre. El aumento de los trastornos y enfermedades mentales entre niños y jóvenes ha dejado al descubierto una carencia a la que hay que hacer frente de manera urgente.

El número de consultas relacionadas con la salud mental ha crecido considerablemente. La carencia de profesionales especializados, dificulta ofrecer un servicio adaptado a las necesidades que tienen estos pacientes que tienen diagnósticos de larga duración y una estructura lo suficientemente dotada para que desde la Atención Primaria se pueda derivar aquellos casos que no se pueden asumir.

 
  • Cadena SER

  •  
Programación
Cadena SER

Hoy por Hoy

Àngels Barceló

Comparte

Compartir desde el minuto: 00:00