Economía y negocios

Descarrilan tres vagones de un tren bobinero que se dirigía a Aranda

El suceso ha tenido lugar este martes y deja inutilizado el servicio hasta que no se despeje la vía, lo que supone al menos una semana sin suministro de materia prima para las empresas de Aranda Intermodal en el polígono Prado Marina

Imagen del descarrilamiento este miércoles / Plataforma por el Ferrocarril Directo

La historia se repite: el descarrilamiento de un tren bobinero que se dirigía al polígono Prado Marina con suministro de materia prima deja sin servicio la vía de forma indefinida hasta que se despeje de los restos de incidente. El suceso se producía en la tarde de este martes, al paso del convoy en el tramo entre Oquillas y Gumiel de Izán, cuando tres de los vagones cargados de bobinas de acero que se dirigían desde León hacia la fábrica arandina Coated Solutions se salieron del carril, quedando atravesados en la vía.

Imagen desde la altura

Imagen desde la altura / Cadena SER

Según información de ADIF el incidente se produjo sobre las siete de la tarde de este martes 3 de octubre, entre los puntos kilométricos 203/300 y 203/900 cuando un tren de mercancías con 17 vagones procedente de la localidad leonesa de Villadangos paró la marcha por descarrilamiento de los 3 vagones de cola "quedando el resto de la composición dentro del túnel de San Lorenzo."

Adif ha movilizado personal y medios de encarrilamiento y sus técnicos evalúan el alcance de los daños en la infraestructura, que han afectado a 150 metros de la vía.

Mientras tanto el tráfico está suspendido sin que se sepa cuando podrá reanudarse. Las empresas arandinas del polígono Prado Marina que reciben materia prima a través de este medio ya han sido advertidas de que muy posiblemente el servicio no se reanude en toda esta semana, lo que para alguna de ellas supondrá tener que movilizar camiones para no tener que parar la producción. "Vamos a estar una semana sin trenes; es una faena bastante grande", lamentan desde una de estas industrias, que calculan ya el sobrecoste que supondrá este cambio al tener que utilizar varias decenas de camiones para traer la mercancía que aportaba un solo tren. En la actualidad el tráfico de trenes por esta vía era de uno o dos diarios, para dar servicio a las empresas de Aranda Intermodal.

Hasta el momento se desconocen las causas del suceso que recuerda el ocurrido hace apenas medio año, el pasado mes de abril, cuando el descarrilamiento de otro tren, a la altura de Lerma mantuvo cerrada la línea y a las empresas sin suministro durante más de diez días. En aquel momento la Plataforma por el Directo denuncio la falta de mantenimiento de la vía que estaba tras el incidente. Se da la circunstancia de que cuando la circulación se reanudó, a finales del mes de abril, fue con una reducción de la velocidad por ese tramo a 10 kilómetros por hora. Seis meses después continúa vigente la restricción

 
  • Cadena SER

  •  
Programación
Cadena SER

Hoy por Hoy

Àngels Barceló

Comparte

Compartir desde el minuto: 00:00