Sociedad

Gonzalo Ibáñez, Premio Ser Palentino 2023

Así fue el discurso de agradecimiento de Gonzalo Ibáñez tras recoger su Premio Ser Palentino

Gonzalo Ibáñez, Premio Ser Palentino 2023

Gonzalo Ibáñez, Premio Ser Palentino 2023

Palencia

Palencia – Barça… y ya jugamos en Madrid y habrá un Palencia – Real Madrid… Y el Joventut o Baskonia o Valencia, que viene este sábado… Quién nos lo hubiera dicho ¿verdad?

Sobre todo por cómo fueron los inicios.

Ahora tenemos pabellón cubierto y hasta canasta de repuesto. En el principio los tableros, al aire libre, eran de madera y me acuerdo de Cheli o de Pedro rascando con una escoba para quitar el hielo y que se pudiera jugar.

Ahora somos cinco mil cada partido. Antes ni las novias… y padres pocos. Ahora las empresas se vuelcan y se tardan horas en colocar la publicidad en el pabellón antes de cada partido. Entonces, en el patio del colegio, solo era obligatoria una cinta de obra alrededor del campo que solía poner el hermano Iñaky.

Ahora los jugadores cobran y tienen coches puestos por el club. Entonces eran Liti o Miguel Ángel quienes ponían los suyos para llevarnos donde tocara jugar.

En todo aquello, desde los comienzos allá por 1979, hubo alguien que primero fue árbitro, luego entrenador cuando Maristas subió por primera vez a Segunda y, al poco, le tocó ser el presidente de todos… con Germán y Fernando siempre a su lado. Y siempre fue además médico… del equipo y de la selección española con la que estuvo hasta en unos Juegos Olímpicos. Y todo – y eso le da aún más valor – sin ganar un duro antes… ni un euro ahora.

Tampoco en el 2000, cuando con un montón de jóvenes en ese mismo grupo como Rafa, Guillermo, Luispi, Raúl y tantos otros… que primero habían jugado, Maristas se convirtió en Palencia y salió en liga EBA. Por encima estaban la LEB PLATA, la ORO y una ACB que nos pareció siempre una bendita quimera. Incluso cuando logramos subir en 2016.

Pero llegó el pasado 19 de junio y, tras ganar a Burgos en Burgos, el Zunder Palencia, en esencia el mismo Maristas que empezó en Tercera en el patio del colegio, logró subir a lo máximo.

Y puede parecer un milagro pero no lo es. Sino que es fruto del esfuerzo, del trabajo y del buen hacer de muchos: unos ya no están, otros tienen más años y aún hay otros más jóvenes pero al frente siempre estuvo él. Nuestro siguiente premiado.

El otro día hicimos aquí mismo 'La Ventana' con Carles Francino y Carmen Fraile, la única internacional palentina dijo: “En Palencia hay baloncesto gracias a Gonzalo”. Y a su lado él puso cara como diciendo: “gracias a mí sólo, no”. A ti solo no, pero en gran medida sí. Y siempre con un talante extraordinario, con una mano izquierda y una valía para liderar fuera de lo normal. Y, sobre todo, - a veces la vida es justa – con una humildad merecedora de todo.

Seguro que este premio, también para él, tiene muchos socios. Y llega por dónde han conseguido todos llevar al baloncesto en nuestra provincia.

Por ahí es también el homenaje de los que formamos Radio Palencia a todos los que han contribuido a tamaño éxito. A algo que, ¡quién nos lo hubiera dicho entonces!, permite que tengamos aquí para entregar el siguiente premio al capitán de un equipo de baloncesto de Palencia en la mismísima ACB.

Porque lo vale, y lo merece, es Premio Ser Palentino 2023, Gonzalo Ibáñez Gallego.

 
  • Cadena SER

  •  
Programación
Cadena SER

Hoy por Hoy

Àngels Barceló

Comparte

Compartir desde el minuto: 00:00