Sociedad

Historias de Salamanca. Juan de Ávila, estudiante y profesor en los orígenes jesuitas salmantinos

La figura del santo aparece vinculada al edificio que es actualmente Colegio Maestro Ávila, previo al del Espíritu Santo de los Jesuitas

El 10 de mayo el santoral recuerda a la figura de Juan de Ávila porque el 10 de mayo de 1569 fallecía. En su biografía aparece un dato salmantino: que fue alumno de la Universidad de Salamanca, en cuyas aulas estuvo cuatro años, y de las que salió para irse a las de Alcalá de Henares, donde va a tener de profesor a otro viejo conocido de Salamanca: Domingo de Soto, aunque fue contemporáneo de otras figuras vinculadas a Salamanca como Ignacio de Loyola, Fray Luis de Granada, que fue su primer biógrafo, Teresa de Jesús o Tomás Villanueva.

Historias de Salamanca 10 mayo 2024

04:50

Compartir

El código iframe se ha copiado en el portapapeles

<iframe src="https://cadenaser.com/embed/audio/460/1715324807153/" width="100%" height="360" frameborder="0" allowfullscreen></iframe>

No está claro por qué Juan de Ávila deja las aulas salmantinas, pero a partir de ello comienza su carrera religiosa y fruto de esa carrera es un espacio salmantino que conocemos bien: el Colegio de Maestro Ávila, del que toma nombre y patronazgo.

Un edificio diseñado por Giuseppe Valeriani en 1557 en el que también dejaron su impronta Herrera y Juan de Nantes, que fue edificio jesuita antes de construirse el Colegio del Espíritu Santo, también fue hospicio y seminario, y desde 1972 colegio. Colegio Maestro Ávila.

Antes de su construcción fue preciso hacerse con los terrenos, algo que aquellos jesuitas deben al obispo de Coria y Maestrescuela salmantino Francisco de Mendoza y Bobadilla. Hablamos de 1548, aunque las obras comenzaron en 1574.

Un edificio herreriano, sobrio y bien emplazado, con vistas a las torres que dominan Salamanca, pero también a la parte más complicada de Salamanca, la Vaguada de la Palma. También es fácil suponer que el emplazamiento le hizo vivir el fuego cruzado entre franceses y aliados en la Guerra de la Independencia y que no se libraría de los daños correspondientes.

Una de las figuras vinculadas a este edificio fue Francisco Suárez, que estudio en la Universidad de Salamanca y en esta casa de los jesuitas escribió alguna de sus obras de referencia. Suárez estuvo en dos ocasiones, la segunda en 1593, residiendo y enseñando en este colegio hasta 1599.

En este punto cabe recordar que la nueve sede de los jesuitas, la que conocemos como “Clerecía” y “Universidad Pontificia”, comenzó a construirse en 1617 por empeño de la reina Margarita de Austria. Tras su conclusión el edificio del actual colegio Maestro Ávila continuó en pie, pero con otras funciones.

En 2018 la titularidad del edificio, en manos de la Hermandad de Sacerdotes Operarios Diocesanos, pasó a las de la fundación EDUCERE. Los Operarios Diocesanos habían tenido en este edificio su seminario y casa de formación, como también había sido hospicio, dando nombre popular a la calle Fonseca como calle del Hospicio.

Juan de Ávila falleció en 1569 y es descrito como sacerdote y escritor ascético español.

Sigue el canal de la SER en WhatsApp

Suscríbete ahora

Encontrarás toda la información, el deporte y el entretenimiento: la actualidad del día y las noticias de última hora, los mejores vídeos y momentos de la radio, entrevistas, reportajes y mucho más.

 
  • Cadena SER

  •  
Programación
Cadena SER

Hoy por Hoy

Àngels Barceló

Comparte

Compartir desde el minuto: 00:00