Tribunales

La Audiencia de Barcelona condena a 42 años de cárcel a un osteópata por abusar sexualmente de una veintena de mujeres

Estaban embarazadas o recién paridas. Los abusos están documentados entre 2013 y 2016, en un local de Sant Cugat del Vallès

Vista del juicio en la Audiencia de Barcelona a un osteópata acusado de abusar sexualmente de 23 pacientes / A.V

Barcelona

La Audiencia de Barcelona ha condenado a 42 años de cárcel a un osteópata por abusar sexualmente de una veintena de mujeres. Estaban embarazadas o recién paridas. Los abusos están documentados entre 2013 y 2016, tanto en un local de Sant Cugat del Vallès como en la clínica Naixer en Casa de Barcelona. Se centraba sobre todo en tratamientos de osteopatía antes y después del parto y se aprovechaba de su reconocimiento profesional y su relación de confianza con sus pacientes. En total, la Audiencia le impone 42 años de cárcel por varios delitos de abuso sexual continuado con y sin penetración. Además, le condena a 40 años de inhabilitación y al pago de 36.000 euros de indemnización a 21 mujeres. También le prohíbe acercarse a las víctimas.

En su sentencia, la Audiencia constata que entre el verano de 2013 y finales de 2016, Sergi M se aprovechó de “la extraordinaria confianza que las pacientes tenían en él debido a su profesión ya la reputación que tenía tanto en los entornos del parto natural como de acompañamiento a la maternidad y la lactancia”. Considera probado que llevó a cabo "bajo la apariencia de práctica profesional una serie de actuaciones cuya finalidad era satisfacer sus apetencias sexuales". "Los hechos no estaban justificados por el tratamiento de las dolencias por las que las víctimas fueron a visitarse", concluye.

Uno de los casos denunciados es el de una mujer que en junio de 2016 acudió a la clínica por problemas estomacales. En la primera consulta, el fisioterapeuta, sin el consentimiento de la víctima, le quitó la camiseta y le presionó los pechos muy fuerte. Le separó los labios vaginales y le tocó en un punto en el que le causó un fuerte dolor, haciendo movimientos circulares, que la víctima no entendió. La mujer acudió hasta siete veces a la consulta, y el acusado siempre habría actuado por igual. En una ocasión, incluso, le habría introducido un dicho en la vagina y otro en el ano, sin ningún consentimiento de la paciente. El hombre practicó tocamientos similares con y sin penetraciones al resto de denunciantes.

La fiscalía le pedía 111 años de prisión y de inhabilitación y 255.000 euros de indemnización a las víctimas por un delito continuado de abuso con penetración, ocho delitos de abuso con penetración, 12 delitos de abuso, y dos de abuso continuado.

 
  • Cadena SER

  •  
Programación
Cadena SER

Hoy por Hoy

Àngels Barceló

Comparte

Compartir desde el minuto: 00:00