Política

Los retos de Ayuso al frente del PP de Madrid: cerrar las heridas internas y recuperar el sur para neutralizar a Vox

El congreso regional del PP de Madrid elevará a la presidencia del partido a Isabel Díaz Ayuso. El partido activa ya la maquinaria electoral de 2023 que aparcará las diferencias internas para repetir el triunfo del 4M y recuperar parte del cinturón rojo

El alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, conversa con la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, durante su asistencia al acto solemne de entrega de las Medallas de Madrid 2022 en la Galería de Cristal del Palacio de Cibeles, de Madrid, este domingo / David Fernández (EFE)

Madrid

Ayuso cerrará el curso político con el objetivo que se fijó la última semana de agosto: presidir el partido y aprovechar el impulso del 4 de mayo para encarar las Elecciones Autonómicas y Municipales de 2023. El congreso regional —que tantas veces Ayuso reclamó y que Casado se resistió a adelantar— será el punto de partida a una nueva etapa que acaba con la interinidad orgánica que provocó la salida de Cristina Cifuentes en 2018 y que dejó el Partido Popular de Madrid en manos de una gestora, cuyo papel, digamos, ha sido bastante discreto.

Más información

Repasamos algunas de las cuestiones a tener en cuenta a partir de ahora. Los retos que Ayuso tiene por delante y que debe compatibilizar con el ejercicio del poder en estos últimos meses de legislatura. Cuestiones internas que, en muchos casos, han ocupado un protagonismo muy superior al de su acción de gobierno en la Real Casa de Correos.

¿Se cerrarán las heridas internas en el PP de Madrid?

Al menos quedarán aparcadas. Ayuso situará a un peso pesado como es Alfonso Serrano al frente de la secretaría general. Serrano conoce bien el partido y maneja bien los hilos de la estrategia política. Él será el encargado de cuadrar el sudoku de las listas electorales.

Habrá que estudiar bien los nombres que integren la nueva dirección del PP de Madrid. Ahí se verá el nivel de integración con el equipo del alcalde Almeida, nombres, en algunos casos, muy vinculados a la etapa de Pablo Casado. También será interesante leer los movimientos en Nuevas Generaciones y como se articula el poder en las capas más jóvenes del partido, hasta ahora controladas por gente próxima al ahora denostado, Ángel Carromero.

Rearme ideológico en otoño

Ayuso quiere acaparar todo el protagonismo en este congreso y el partido debatirá su posición ideológica en Madrid en una convención que tendrá lugar previsiblemente a la vuelta del verano. Se debatirán y votarán ponencias políticas y se definirá el camino ya marcado por Ayuso: políticas liberales, y cero concesiones a la izquierda. En definitiva, la reedición actualizada del comunismo o libertad del 4M.

El sur también existe

El buen resultado cosechado por Ayuso hace un año tiene mucho que ver con la buena acogida de su discurso en municipios del cinturón rojo. En su equipo son conscientes de que la movilización actual es menor que la del 4M y por eso es necesario fortalecer ese discurso con candidaturas atractivas en territorios que ahora están en mano de la izquierda. Si votan a un alcalde del PSOE será más complicado que depositen la papeleta del PP, piensan los populares.

Figuras emergentes y de una nueva generación política, como la portavoz adjunta en la Asamblea, Noelia Núñez, candidata con toda probabilidad a la alcaldía de Fuenlabrada, han adquirido mucho protagonismo en los últimos meses dentro del partido. No es casualidad que el congreso lo vaya a presidir Miguel Ángel Recuenco, previsible candidato en Leganés. En el PP están convencidos de que hay que trabajar esos municipios desde ya para mejorar los resultados que en 2021 logró con lo que dieron en llamar el 'Ayusur'.

Vox, la suma necesaria

No es la primera vez —ni la última— que los discursos de Ayuso y Monasterio colisionan en la Asamblea de Madrid. Son arañazos sin consecuencias que distan de un siniestro total. PP y Vox han agudizado esos matices a las puertas de las elecciones en Andalucía y mantendrán esa linea discrepante no hiriente, que permita establecer las sumas necesarias, como ha ocurrido recientemente en Castilla y León. El PP no es Vox pero necesita a la ultraderecha. En el PP inquietaque las encuestas no detecten una caída de Vox en Madrid. Se mantiene el respaldo de los sectores más reaccionarios y muchos votantes cabreados.

El papel de Madrid en la carrera hacia Moncloa de Núñez Feijóo

Despejado el futuro nacional y con Alberto Núñez Feijóo ya a los mandos del partido en Génova, Ayuso se convierte en pieza clave en esa carrera hacia el Palacio de la Moncloa. El PP necesita a Madrid y Ayuso hará valer ese poder si es necesario. De momento, ha evitado hacer ruido con la escasa representación que los suyos han obtenido en la nueva dirección nacional salida del congreso de Sevilla. Pero cuesta creer que Madrid permanecerá callada ante un mal gesto de Feijóo. Por ahora -y por el bien común- todos han decidido emprender este camino bien cogidos de la mano.

Escucha la radioen directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

En directo

A continuación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Compartir

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad