Sociedad

"Mi abuela murió en la residencia aunque enfrente había un hospital privado": la denuncia de las familias en el Parlamento Europeo

Marea de Residencias se trae de Bruselas el apoyo de eurodiputados de izquierdas para que se escuchen sus reclamaciones contra los 'protocolos de la vergüenza' de Ayuso

Familias de Marea de Residencias en el Parlamento Europeo. / Elena Jiménez

Madrid

Carmen, María Jesús, María, Ana Cristina, Lola, Alejandra y Carmen han contado todas las veces que ha sido necesario a los eurodiputados que han querido escuchar el relato de sus familiares en las residencias de mayores de la Comunidad de Madrid. No ha sido nada fácil porque Carmen perdió a su madre, María Jesús a su padre, María a ambos, Ana Cristina a su tía, Lola a su suegro, Alejandra a su abuela y la madre de Carmen sobrevivió pero ella denuncia las secuelas que han tenido muchos mayores tras aquella primera ola del virus en las residencias.

Todas ellas, agrupadas en Marea de Residencias, han estado en el Parlamento Europeo en Bruselas para denunciar la situación en la que estaban esos centros antes y durante la pandemia y también en la actualidad. Pero no solo se ha escuchado el relato de las familias también el de las personas que estuvieron tratando con el virus en primera línea: las trabajadoras.

Durante todo este miércoles han recorrido los pasillos del edificio para encontrarse con eurodiputados del PSOE, Podemos, BNG o ERC de la mano del diputado que las ha invitado, Miguel Urbán, de Anticapitalistas. El objetivo ha sido recabar sus apoyos para que en las conclusiones de la Comisión Especial sobre la Pandemia COVID19 se recojan sus denuncias sobre lo sucedido y que en la Comisión de Peticiones se pueda conseguir una audiencia o, incluso, más adelante que una misión de eurodiputados visite la Comunidad de Madrid para investigar sobre los protocolos. Los políticos se han mostrado a favor de apoyar que puedan llegar hasta esa comisión y contar lo que pasó aunque es necesaria una mayoría suficiente (todavía no salen los números) para transitar ese camino dentro del Parlamento Europeo.

De momento, lo que sí han conseguido es que se escuche entre esas paredes su relato. El de Alejandra Rodríguez, que perdió a su abuela en la residencia Ballesol Mirasierra. "Le impidieron la derivación a un hospital a mi abuela y murió de covid aunque enfrente había un hospital privado". El de María Cristina Gómez, que perdió a su tía en la residencia Parque de los Frailes de Leganés. "Mi tía iba en silla de ruedas y tenía Alzheimer. Fueron dos de los motivos por los que no la derivaron al hospital. Cogió covid en la residencia y murió". O el de María Paz Villanueva que perdió a su madre y a su padre con solo 48 horas de diferencia. "Murieron solos y no tuvieron ninguna ayuda. Que se sepa la verdad de lo ocurrido".

Con este viaje desde Marea de Residencias quieren denunciar además la precariedad del sector. Por eso en este colectivo también hay trabajadoras. Esther Fernández ha estado en el Parlamento Europeo para contar sus jornadas laborales. "Vengo a denunciar la precariedad que aún seguimos viviendo a pesar de todo lo que ha pasado. Seguimos igual, en las mismas condiciones. Hemos normalizado que 20 residentes pueden ser atendidos por dos técnicos en cuidados y eso no es normal. Se ha normalizado que no tengan fisio o que no tengamos trabajadores sociales".

Con ellas también ha viajado el abogado, Carlos Vila, que ha llegado a presentar junto a otros compañeros hasta 300 querellas en la Comunidad de Madrid y el ex diputado de la Asamblea de Madrid, Raúl Camargo, que impulsó desde Podemos una ley de residencias en la región que no salió adelante. La denuncia de un nuevo modelo de residencias la hacen desde este colectivo extensible a toda España por eso también viajaron dos representantes de Cataluña y una de Castilla La Mancha. "Misión cumplida. Hemos venido hasta aquí. Ahora hay que ver si el Europarlamento responde, es una cuestión de voluntad política", concluye Carmen López.

El cariño que ya se han traído es el de una funcionaria encargada de enseñarles la historia del Parlamento Europeo que, con lágrimas en los ojos, les contaba que su madre de más de 90 años había estado ingresada en un hospital de Bruselas, atendida en todo momento, mientras veía lo que estaba pasando en la Comunidad de Madrid.

Escucha la radioen directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

En directo

A continuación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Compartir

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad