Sociedad

La Generalitat propone obligar a los Ayuntamientos reducir un 20% el gasto energético de las luces de Navidad

También plantea que supermercados y tiendas de alimentación cierren las zonas de alimentos refrigerados

Encendido de las luces de Navidad en el edificio del Ayuntamiento de València del año 2019 / Ayuntamiento de València

València

La Generalitat va a plantear al Gobierno que obligue a los Ayuntamientos a reducir el gasto energético de las luces de Navidad al menos un 20% respecto a 2021.

Es una de las ocho propuestas que figura en el documento que el gobierno valenciano va a trasladar a al Ministerio de Transición Ecológica después de que éste pidiera hace unas semanas a las comunidades autónomas que hicieran aportaciones al plan de contingencia para el ahorro energético. Propuestas que el Consell quiere también trabajar con los agentes económicos para conseguir recabar el mayor consenso posible.

Más información

Para cumplir con ese objetivo de reducir el gasto energético de las luces de Navidad la Generalitat plantea que sean los municipios los que decidan la manera de conseguirlo y deja entrever algunas fórmulas. Propone, por ejemplo, modificar horarios, cantidades de luminarias, o la eficiencia de éstas.

Otra medida que la Generalitat ha traslado al Ministerio y que figura en el documento al que ha tenido acceso la Cadena SER, es que se obligue a supermercados y tiendas de alimentación a cerrar las zonas de alimentos refrigerados.

En su propuesta el gobierno valenciano asegura que hay establecimientos que tienen "los productos frescos en vitrinas y estanterías refrigeradas abiertas, sin puertas" y esto supone un "despilfarro masivo de energía sobre todo en invierno, cuando la temperatura interior de los locales está calefactada"

Añade que si se ha obligado a cerrar las puertas de los locales climatizados, debería establecerse "por coherencia" un plan similar para proceder a esta transformación lo más rápido que sea posible y plantea una línea de ayuda urgente para esta medida, en la que debería tenerse en cuenta para la concesión una acción igualmente rápida por parte del beneficiario.

Modificación normativa para facilitar el autoconsumo

En el documento el gobierno valenciano propone cambiar varias regulaciones para permitir la compensación de excedentes para potencias hasta 1 MW, y eliminar los permisos de acceso y conexión para potencias de autoconsumo iguales o menores a la potencia contratada, al menos para instalaciones de potencia menor a 500 kW.

Y es que, según la Generalitat las estadísticas confirman que gran parte de los autoconsumidores con instalaciones de potencias de más de 100 kW están sin excedentes. En el caso de la Comunitat Valenciana este porcentaje supera el 90% para aquellas potencias entre 100 kW y 1 MW. Lo grave, afirman, es que muchas de estas instalaciones cierran fines de semana, festivos y vacaciones y esa energía está desperdiciada. En ese sentido asegura que no es coherente pedir a la población que ahorre y no atender la existencia de una capacidad de generación limitada por cuestiones legales.

En ese sentido propone un plan de choque para el aprovechamiento de excedentes fotovoltaicos hoy no aprovechados. Un plan que debería completarse con un procedimiento ágil y rápido para la liberación masiva de excedentes hoy desaprovechados, con la posibilidad de transformación de los autoconsumos sin excedentes en autoconsumos con excedentes acogidos a compensación en breve plazo de tiempo, para aquellos casos de potencias inferiores a 1 MW.

No es la única medida que propone la Generalitat relacionada con el autoconsumo. También plantea regular la compensación de excedentes entre viviendas de un mismo propietario, dentro de la misma comercializadora. Otra medida es permitir el autoconsumo colectivo en 2 km de forma general y 5 km para Comunidades Energéticas. Y por último, plantea regular a figura jurídica para facilitar la creación y funcionamiento de las Comunidades Energéticas.

Remuneración de la cogeneración

Por último, en ese documento la Generalitat reclama la intervención en la remuneración de las cogeneraciones relacionadas con el uso industrial del gas, fundamentalmente del sector azulejero. En concreto reclama un "marco de remuneración adecuado para la cogeneración que pueda activarse en el menor plazo posible".

Y es que, según el Consell, actualmente, las cogeneraciones industriales no reciben el ingreso por el mecanismo de compensación y eso ha provocado la paralización de muchas. Esta paralización está produciendo la entrada de Ciclos Combinados de gas para sustituir a las cogeneraciones paradas, ciclos que no son los más eficientes, y el efecto neto de esta situación es un mayor consumo de gas frente al consumo que existiría si no estuvieran paralizadas las cogeneraciones.

Escucha la radioen directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

En directo

A continuación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Compartir

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad