Viernes, 07 de Mayo de 2021

Otras localidades

CASO DE LOS ERE

"Nadie me dijo que realizara mis funciones de forma distinta a la que me instruyeron"

El ex director de Trabajo de la Junta Francisco Javier Guerrero, que está en prisión, ha asegurado que no es "un putero" ni un "drogodependiente"

Javier Guerrero: "No soy un putero ni un drogadicto" / Javier Guerrero, ex director general de Trabajo y Seguridad Social de la Junta de Andalucía en prisión por los ERE, ha contestado a una pregunta ante la comisión de investigación del Parlamento de Andalucía en relación con el supuesto gasto de dinero público en cocaína y fiestas. Al respecto, Javier Guerrero ha afirmado que no es "un putero" ni se dedica "a la drogodependencia". / ATLAS

El ex director general de Trabajo de Andalucía ha dicho que no responderá preguntas por "consejo de su abogado", al tiempo que ha pedido que las cuestiones que los grupos tienen preparadas sean formuladas "a los gobiernos de la Junta en los periodos" en los que ha sido director general, además de a sindicatos y empresarios.

El ex director general de Trabajo y Seguridad Social de la Consejería de Empleo Francisco Javier Guerrero ha asegurado durante su participación en la comisión de investigación creada en el Parlamento andaluz sobre el caso de las irregularidades en los expedientes de regulación de empleo (ERE) que "absolutamente nadie" durante los diez años en los que estuvo al frente de este departamento "me dijo que realizara mis funciones de forma distinta a la que me instruyeron y que nadie cambió cuando me fui".

Aunque Guerrero había manifestado su intención de no responder a ninguna pregunta, dada su condición de imputado, no ha podido resistirse a contestar a la interpelación de la parlamentaria de IU Alba Doblas sobre "su lujoso tren de vida" y las acusaciones de que malgastó "el dinero de todos lo andaluces" en fiestas y cocaína, como denunció su chófer, Juan Francisco Trujillo.

"Lo único que le quiero decir a su señoría es que todo el mundo me tiene y me tengo por una persona jovial; ni he sido un putero, como alguien dijo, ni me he dedicado a la drogodependencia; me tomo las copas que me apetece, cuando me apetece y donde quiero", ha apostillado.

Guerrero, encarcelado desde el 9 de marzo, ha advertido de que no va admitir "ser objeto de lo que alguien, en un momento dado, por no se qué razones ha querido decir".

"Sé cuánto vale un paquete de Marlboro, un gin-tonic y ya está", ha espetado y ha añadido: "en mi vida me ha dado por comprar un porro, no me ha hecho falta; soy fumador y me gusta el gin-tonic, y no voy a estar al pairo de quien quiera ponerme a caer de un burro".

Interpelado por si había malgastado dinero público ha contestado: "No sé si he gastado bien o mal el sueldo que he tenido durante nueve años como director general y durante veintitrés años anteriores como director de oficina del INEM, pero es lo único que he percibido y mi familia no se ha quejado nunca, con lo cual, seguramente, no lo he malgastado".

El exalto cargo andaluz, visiblemente más delgado que cuando entró en prisión, ha pedido que las cuestiones que los grupos tienen preparadas sean formuladas "a los gobiernos de la Junta en los periodos en los que he sido director general, a los servicios jurídicos de la Junta, a la Intervención General, a los representantes de los sindicatos y de las organizaciones empresariales y a los partidos en esta Cámara".

"Desde 1999, año en el que entré como director general de Trabajo hasta abril de 2008 cuando cesé, todos y cada uno de ellos han tenido conocimiento de mi trabajo", ha afirmado Guerrero, quien se ha mostrado convencido de que "muchos no imputados, pueden resolver sus dudas. Suerte con ello".

Cabe destacar que la situación de Guerrero difiere de la del resto de imputados, puesto que este último aún permanece en prisión al no haber podido reunir los 250.000 euros que se pide para su puesta en libertad bajo fianza.

El reo está imputado por delitos continuados de prevaricación, malversación de caudales públicos y cohecho, así como dos delitos de falsedad en documento oficial y un último delito de falsedad en documento mercantil.

Juan Francisco Trujillo, chófer del ex director general de Trabajo Francisco Javier Guerrero, declaró ante una juez en el mes de marzo que ambos consumían cocaína "a cualquier hora" y llegaron a gastar 25.000 euros mensuales en esta droga.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?