Domingo, 27 de Noviembre de 2022

Otras localidades

La basura se amontona en Madrid

El Ayuntamiento afirma que no hay riesgo sanitario en ningún punto de la ciudad

Cuarto día consecutivo en la huelga indefinida de la limpieza viaria, sin avances en la negociación, mientras la basura invade las calles de Madrid. La Policía Municipal va a reforzar este fin de semana su dispositivo "antibotellón" para evitar que se depositen más residuos en la vía pública. Ana Botella presiona a las empresas para que solucionen el conflicto.

La basura invade Madrid. El hecho de que la huelga transcurra en noviembre, y no en verano, está permitiendo que hasta ahora las autoridades no se hayan visto obligadas a decretar una alerta sanitaria. El Ayuntamiento trata de tranquilizar a la opinión pública y asegura que no hay riesgo sanitario en ningún punto de la ciudad.

Diariamente, el organismo Madrid Salud realiza inspecciones en varias zonas de la ciudad y efectúa análisis, sin que hasta el momento hayan detectado algún problema que les obligue a intervenir. El Ayuntamiento, además, podría actuar de forma urgente y extraordinaria si descubriera que hay algún punto insalubre. Los servicios mínimos también están retirando la basura orgánica esparcida por las calles, principal foco de infección en caso de que permaneciera sin recoger durante días.

Comisiones Obreras denuncia además que el Ayuntamiento dedica a más de un tercio de la Policía Municipal a controlar y vigilar la huelga, escoltando al personal de limpieza, algo que hasta ahora nunca había ocurrido. Durante este fin de semana, los agentes reforzarán el dispositivo anti-botellón para evitar que haya más basura en las calles de Madrid.

La negociación, entretanto, continúa estancada y sin visos de acuerdo por el momento. Más tres horas han permanecido reunidas esta mañana las partes en la Inspección de Trabajo, sin que se haya avanzado lo más mínimo. Los representantes de los trabajadores insisten en reclamar medidas alternativas (despidos voluntarios y bajas incentivadas) para evitar el despido de 1.134 empleados.

Durante el encuentro de esta mañana, las empresas, (OHL, FCC y Sacyr-Valoriza) han dicho que tienen que estudiar los costes salariales de la propuesta sindical antes de poder pronunciarse. Los sindicatos están convencidos de que el Ayuntamiento quiere "que se rindan por hambre", pero ellos, según aseguran, están "dispuestos a aguantar lo que haga falta".

Desde el PSOE, Jaime Lissavetzky insta a Ana Botella a "rescindir" el contrato integral de limpieza si es la solución para acabar con la huelga. Afirma el portavoz socialista que la alcaldesa debe tomar decisiones ya si el conflicto se prolonga durante el fin de semana.

Botella cita a las empresas

La alcaldesa de Madrid mete presión a las empresas concesionarias. Hoy ha citado en su despacho a los responsables de las tres compañías que quieren aplicar un ERE para despedir a más de mil cien trabajadores. Se ha interesado Ana Botella por el estado de la negociación con los sindicatos y les ha recordado la obligación que tienen de mantener limpia la ciudad. En esa reunión, a la que han acudido los máximos directivos de las compañías OHL, FCC y Sacyr, la alcaldesa les ha trasladado que el cumplimiento de los servicios mínimos es de su completa incumbencia y que aplicará sanciones económicas, tal y como prevé el contrato.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?