Últimas noticias Hemeroteca

Domingo, 29 de Marzo de 2020

Otras localidades

ENTREVISTA

"Puedo entrar en prisión en cualquier momento" | 07-01-2015

Sara González. Con 29 años y dos hijos, uno de ellos un bebé de dos meses, va a entrar en prisión por no pagar una multa de 1440 euros

Sara González, la joven de 29 años de Valencia que va a tener que entrar en prisión con su bebé por no haber pagado una multa de 1.400 euros, ha explicado en una entrevista concedida al programa Hoy x Hoy, que ella estaba enferma cuando utilizó unas tarjetas de crédito que se éncontró, y que ya pagó el dinero correspondiente a las indemnizaciones de las personas perjudicadas.

Según ha informado el Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat Valenciana,  González suplantó la identidad de dos mujeres de las que tenía su DNI y tarjetas de crédito, y contrató varias líneas de telefonía al nombre de esas mujeres, y abrió una cuenta corriente en un banco también a nombre de una de ellas, donde domicilió las facturas. El TSJ asegura que no pagó ninguna de las cuotas por las que se le conmutaba la cárcel y, que fué al conocer que tenía que ingresar en la prisión, cuando intentó pagar la multa, pero se consideró que estaba ya fuera de tiempo. Sara González afirma que ahora se encuentra con que si no paga la multa, deberá entrar en prisión, si el gobierno no le concede el indulto.

Juan Gargallo, el abogado de Sara González ha explicado, en declaraciones a la SER en la Comunitat Valenciana que ahora están pendientes de que la Audiencia Provincial resuelva el recurso contra la denegación de la suspensión cautelar de la pena, mientras se resuelve la petición de indulto. Gargallo se mostró extrañado de que el juzgado haya negado la suspensión de la entrada en prisión basandose en que, seguramente el gobierno no le va a conceder el indulto. Gargallo asegura que, a pesar del apoyo que están empezando a tener, Sara está muy preocupada porque su bebé de tres meses está hospitalizado y no sabe si tendría que llevarselo a la cárcel.

Sara González mantiene que durante varios años padeció anorexia y bulimia. 

“Yo pagué la condena que se me dijo, 6.400 euros y mi antiguo abogado no me comunicó en su día que tenía que pagar una multa. Me llegaron unas cartas y me dijo que yo era insolvente que no tenía que preocuparme. Yo fui engañada, no es que no quisiera pagarla. Y ahora mi único remedio es un indulto. Llevo años luchando y estoy casada”.

Desde entonces Sara no ha vuelto delinquir. Por todo ello pide que su caso sea escuchado por el Gobierno. “Yo estaba enferma. Lo estuve durante 17 años y no sabía lo que hacía. Ahora estoy curada al 100%. Pido perdón pero creo que todo el mundo necesita una segunda oportunidad”.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?