Sábado, 24 de Septiembre de 2022

Otras localidades

CASO EMARSA

Enrique Crespo: "Soy inocente"

En su escrito de calificación, su abogado defensor, José Antonio Choclán, pide la absolución del que fuera presidente de EMARSA, imputado por el presunto saqueo de esa depuradora y señala como cerebros de la trama al gerente Esteban Cuesta y al director financiero, Enrique Arnal, que se autoinculparon en su día

Enrique Crespo: "Soy inocente"

Del primero, de Cuesta, asegura Crespo que llegó a la depuradora "recomendado" por el conseller fallecido José Ramón García Antón y el concejal del ayuntamiento de Valencia, también fallecido, Fernando Coquillat. Que su gestión fue avalada por el Consejo de Administración en dos ocasiones, una de ellas por unanimidad. De Arnal asegura que no tenía ninguna relación con él. Y como ya es una constante en estos casos se situa como víctima de quienes estaban por debajo y en quienes confiaba ciegamente en su condición de presidente de la depuradora.

En declaraciones a la Ser Crespo apoya su argumento en que tanto Cuesta como Arnal se han autoinculpado y ahora intentan negociar utilizándole a él como cabeza de turco y se reivindica, "yo no he negociado nada".

Crespo se arroga, además, el mérito de haber sido el impulsor de las acciones de reintegro contable e incluso penales para el resarcimiento de los perjuicios ocasionados por los presuntos responsables de la trama. Y el de ser el impulsor de la querella presentada en octubre de 2010 y que dió lugar al inicio del llamado "Caso Emarsa".

El fiscal pide para Crespo catorce años de prisión por el sistemático saqueo de la sociedad pública encargada de la depuración de aguas residuales.

LA LOTERÍA

Enrique Crespo también está pendiente de otra causa. La fiscalía pide para él tres años de prisión, y otros tantos para su hermano y sus padres por haber ocultado presuntamente un premio de la lotería de Navidad. En total, 12'3 millones de euros. En 2011 el número que jugaba el PP de Manises, presidido por Enrique Crespo, fue agraciado con el segundo premio de la Lotería Nacional. A requerimiento del juez, Crespo dijo que solo le había tocado un décimo. Pero en realidad, según el fiscal, le habían tocado 100, lo que se traducía en ese premio millonario, más de doce millones.

Según el fiscal, para evitar que el dinero le fuera embargado, el hermano, la madre y el padre de Crespo ingresaron los décimos en distintas oficinas bancarias de Valencia a lo largo de los siguientes meses. Crespo también se considera aquí inocente. Afirma que es víctima de una venganza. Que en la instrucción quedó todo perfectamente claro hasta que un testigo lo puso todo en solfa, y sorprendentemente el juez lo ha tenido en cuenta. Crespo tiene ganas de que comience el juicio, en un par de meses probablemente, para aclararlo todo.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?