Martes, 18 de Enero de 2022

Otras localidades

VITORIA, AYER Y HOY

Cuando la Plaza de Abastos estaba en los Fueros y otras historias de la calle Postas

En nuestra sección de fotos antiguas recordamos la fabrica de coches con motor a vapor 'Marticorena y su yerno' y el alquiler de carruajes de Ángel Díaz

La Plaza de Abastos en 1930

La Plaza de Abastos en 1930 / Ceferino Yanguas / Archivo Municipal de Vitoria

En un plano realizado por Dionisio Casañal Zapatero en 1888, hemos visto que la actual Calle Postas entonces unicamente se denominaba así, en el tramo comprendido entre la Plaza General Loma e Independencia. La siguiente manzana entre esta última y Fueros pertenecía a la Plaza de La Independencia, actualmente denominada plaza de Los Fueros, y por ultimo la parte final de entonces,hasta la actual calle La Paz se llamaba Calle de Oriente.

En la foto del año 1905 que mostramos, facilitada por el Archivo Municipal de Vitoria-Gasteiz, vemos en la parte izquierda una de las instalaciones militares de entonces en la ciudad, el Cuartel de Caballería, en cuyo lugar hoy se encuentra un edificio de viviendas construido por la Caja de Ahorros Municipal de Vitoria en los años 30, en cuya planta baja tuvo las oficinas la citada entidad bancaria, luego denominada Vital Kutxa al fusionarse con la Caja Provincial y hoy integrada en Kutxabank.

Esa no era la única instalación militar en la ciudad. La gente suele comentar que Vitoria era una ciudad de curas y militares. Así parece, respecto a lo último, ya que una publicación de finales del siglo XIX, nos indica que existían en Vitoria en emplazamiento distinto las siguientes instalaciones castrenses: La Capitanía General, El Gobierno Militar, las factorías militares, las oficinas de administración, un cuartel de infantería con dos batallones y otros dos cuarteles con un batallón cada uno.

En fin, todo un ejercito, en una provincia que en el censo de 1887 tenía 28.659 habitantes.

Volviendo a la vía que nos ocupa, añadimos que en el tramo que hemos indicado que se denominaba entonces Calle de Oriente, hemos encontrado referencia de algunos comercios existentes en 1898.

Angel Diaz alquilaba carruajes de todas clases para viajes y paseos y Laureano Aldecoa ofrecía sus pinturas heráldicas. Por su parte existía una fabrica de coches con motor a vapor titulada “Marticorena y su yerno”, no figurando el nombre de este último. Da la impresión de que el suegro no quería dar ningún protagonismo en el negocio a su pariente pegado. Se destaca que esta instalación fue fundada en 1843, y en ella “se construía por procedimientos mecánicos, toda clase de coches de lujo, carruajes para el transporte de efectos del comercio y de la industria, coches fúnebres y cochecitos de mano para enfermos, a precios sin competencia”.

También había un deposito de cervezas de José Vallés que ofrecia “las mejores marcas de cervezas españolas”.

A la derecha de la foto antigua vemos el edificio de la Plaza de Abastos, que fue el mercado de la época entre 1899 y 1975 y que fue construido sobre el solar de la Plaza de La Independencia, hoy Plaza de Los Fueros.

El 30 de junio de 1897 se colocó la primera piedra de ese edificio. José Cola y Goiti, nos describe así el acto en la Revista Bascongada: “Ese día, a las seis de la tarde, se dirigió el Excmo. Ayuntamiento en corporación, precedido de los maceros, clarines yatabaleros, desde la Casa de la Ciudad a la plazuela de La Independencia a celebrar la ceremonia de la inauguración de las obras y colocación de la primera piedra para el futuro edificio. Pocos momentos después de llegar la corporación municipal lo efectuó el Excmo. e Iltmo. señor Obispo, siendo recibido por los concejales y el alcalde. Asistieron á la ceremonia el presidente de la Diputación provincial, varios señores canónigos del Cabildo Catedral, el gobernador civil interino, el gobernador militar de la plaza, algunos periodistas y otros invitados. Revestido el señor Obispo con capa pluvial y estola, recitó las preces de ritual, y, acompañado del Ayuntamiento, autoridades, periodistas e invitados, se encaminó al cimiento abierto y colocó la piedra por medio de un cable pendiente de una cabria, revistiéndola con algunas paletadas de mortero. Bajo la piedra se acomodó una caja metálica con monedas españolas del año corriente—1897—y dos ejemplares de cada uno de los periódicos locales del día 30 de Junio, El 18 Euskal-Erria , Anunciador Vitoriano, El Semanal, La Concordia, El Alavés y El Diario de Álava. Volviendo el señor Obispo al altar levantado en la plaza y concluyendo los rezos se situó en la gran plataforma donde estaban las autoridades e invitados y desde allí dirigió a la concurrencia algunas frases alusivas al acto que se celebraba. En la referida plataforma se firmó por las autoridades presentes en el momento el acta de inauguración de las obras. La banda de música municipal amenizó la ceremonia,”

El 31 de diciembre de 1899, tras la finalización de las obras, fue inaugurada esta Plaza de Abastos, que comenzó a funcionar a primeros de enero del año siguiente.

El citado Cola y Goiti nos cuenta así ese acto: “La inauguración de la Plaza de Abastos ha tenido lugar el 31 de Diciembre último, a las once de la mañana, en cuyo momento llegó al edificio el señor alcalde presidente del Excmo. Ayuntamiento, don Federico Baraibar y Zumárraga, publicista doctísimo, presidiendo a la Comisión de Arbitrios. La comitiva dio la vuelta a las calles del mercado, mientras tocaba en el exterior la banda de música municipal y se disparaban multitud de cohetes, y después de retirarse aquella se permitió la entrada al público, situándose entonces la música en el interior de la nave menor, donde estuvo tocando hasta el mediodía. Desde el día 1.º del corriente año se celebra el mercado en el nuevo edificio, quedando libre y expedita la monumental, artística y clásica Plaza Nueva (hoy Plaza de España), ideada y dirigida por el eminente arquitecto vitoriano Olaguibel, de los tenderetes y puestos que durante un siglo y pico la afeaban!.

La Plaza de Abastos inaugurada dispuso de 75 puestos para comerciantes con carácter fijo, de pequeñas dimensiones, 2,50 m, x 2,50 m., y 176 puestos para vendedores ambulantes.

El 13 de enero de 1975 se abrió la Plaza de Abastos que hoy conocemos en la Plaza de Santa Bárbara y se cerro la anterior a la que nos hemos referido hasta ahora.

Antes de desaparecer el mercado antiguo, surgió una polémica en Vitoria, como cada vez que se cambia algo en esta ciudad. Una parte de la ciudadanía consideraba que podría rehabilitarse y destinar el edificio a otro fin, recogiendo firmas para que no fuera derribaday otros opinaban que con el nuevo diseño que le sustituiría, que finalmente se llevó a cabo, se ponía énfasis en la cultura vasca y en sus fueros.

Finalmente la Plaza de Abastos antigua desapareció y en el solar resultante se construyó un conjunto monumental alusivo a los Fueros, que da nombre a la plaza, cuyos autores fueron el escultor Eduardo Chillida y el arquitecto Luis Peña Ganchegui,

Refiriéndonos de nuevo a la calle Postas, observamos que en la foto antigua al fondo de la calle, se encontraba la Prisión Provincial llamada popularmente “Hotel Rejas”, situada en la calle La Paz. Esta cárcel desapareció al prolongarse la calle Postas hasta Los Herrán. Este alargamiento de la vía urbana fue inaugurado en 1976.

Las imágenes del Archivo Municipal de Vitoria-Gasteiz, auténticas joyas, ilustran esta sección.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?