Hoy por Hoy AlicanteHoy por Hoy Alicante
Actualidad
Ser Universitarios

La ‘mano caliente’ es real

El estudio de un investigador de la Universidad de Alicante, que ha sido portada del Wall Street Journal y el New York Times, muestra que una racha de buena suerte puede ser explicada matemáticamente

Reuters

Para el universo del baloncesto, la ‘mano caliente’ es uno de esos fenómenos que solo se producen cuando los astros de la cancha se conjuran; cuando dioses como LeBron James dejan sin respiración a los simples mortales anotando 43 puntos en un partido, 25 de ellos en el primer cuarto (10 de 11 lanzamientos).

Es más, los jugadores saben que deben ‘alimentar la mano caliente’, pasando la bola más a menudo a otro jugador que se haya marcado un buen número de tantos seguidos. El éxito llama al éxito.

Para los más escépticos, el fenómeno de la mano caliente es una falacia solo apta para mitómanos; la creencia de que si un jugador anota dos o tres canastas seguidas, es más que probable que enceste en el próximo tiro. Desde 1985, diferentes investigaciones han venido determinando que las rachas no existen y que no son más que una ilusión cognitiva.

Pero, recientemente, Adam Sanjurjo, investigador del Departamento de Fundamentos de Análisis Económico de la Universidad de Alicante y Joshua Miller, de la Universidad de Bocconi (Milán), han tumbado esta teoría y han probado que la ‘mano caliente’ no es un mito sino una realidad matemática en su artículo Surprised by the Gambler's and Hot Hand Fallacies? A Truth in the Law of Small Numbers.

Sanjurjo y Miller ponen como ejemplo para ilustrar el resultado de su investigación un experimento en el que una persona lanza una moneda no trucada al aire cuatro veces seguidas:

“Tras anotar los resultados de cada lanzamiento y calcular la proporción de caras que siguen inmediatamente después de otra cara, para todas las secuencias de lanzamientos posibles, obtenemos un resultado imprevisto. La proporción esperada de caras que siguen a otra cara no es del 50% como intuitivamente se cree, sino del 40% aproximadamente”, explica el investigador de la Universidad de Alicante, que añade que “lo que señala nuestro resultado es que existe un sesgo”.

"Las matemáticas poseen no sólo la verdad, sino cierta belleza suprema. Una belleza fría y austera, como la de una escultura." Bertrand Russell

La relación con el dominio del baloncesto es que si observamos que un jugador tiende a encestar la mitad de sus tiros, y su rendimiento es igual en los momentos en que acaba de acertar los tres anteriores, aunque intuitivamente no lo parezca, estadísticamente es una evidencia de que el fenómeno de la ‘mano caliente’ no es un mito”, explica.

Ambos economistas han publicado dos artículos más sobre el estudio de rachas a través de varias bases de datos de lanzamientos: “En todos ellos hemos encontrado una fuerte convicción de ‘mano caliente’ en distintas condiciones de tiros, y con jugadores que van desde niveles universitarios a semiprofesionales o profesionales”, explica Sanjurjo.

Esta investigación ha sido portada del Wall Street Journal o de New York Times, y el editor de New Yorker, David Remnick, ha trasladado la teoría de la ‘mano caliente’ de Sanjurjo y Miller a la época más brillante de Bob Dylan en el artículo Bob Dylan and the “Hot Hand”. La belleza de las matemáticas.

 
  • Cadena SER

  •  
Programación
Cadena SER

Hoy por Hoy

Àngels Barceló

Comparte

Compartir desde el minuto: 00:00