Últimas noticias Hemeroteca

Domingo, 08 de Diciembre de 2019

Otras localidades

Entre sustos, encierros y la constitución de las Cortes

-Lunes, 11 de enero. La semana comenzó con un gran susto, el hundimiento del pesquero con base en A Coruña Novo Jundiña, a 50 millas de cabo Ortegal. Muchos temían lo peor, pero sus once tripulantes fueron rescatados con vida tras una meritoria actuación del helicóptero de Salvamento Marítimo y su rescatador Manuel García Iglesias, también de los tripulantes de la embarcación. En esta ocasión no hubo tragedia, pero a la mente de las gentes del mar volvieron nombres de otros pesqueros y marineros gallegos que corrieron peor suerte. El director general de Salvamento Marítimo, Juan Luis Pedrosa, destacó que las costas de Galicia son las que disponen de los mejores medios. Que así se mantenga. Nos jugamos mucho.

-Martes, 12 de enero. Julio Abalde se convirtió en el quinto rector de la Universidade da Coruña. Sucede a Xosé Luis Armesto, José María Barja, José Luis Meilán y José Antonio Portero Molina. Del discurso de investidura de Abalde apenas se pueden vislumbrar grandes cambios en la institución académica. Siguió el guión para defender una universidad pública, gallega y de calidad. Su propuesta mantiene la línea de los dos anteriores rectores, pero sabe que los tiempos han cambiado y que será necesario acometer reformas. Falta saber hasta dónde es capaz de llegar y cuál será la reacción de la comunidad universitaria.

-Miércoles, 13 de enero. Fue el día de la constitución de las nuevas cortes, el día en el que se evidenció que En Marea no tendrá grupo parlamentario propio. La literalidad del reglamento del Congreso así lo establece, pero en el pasado eso no ha sido obstáculo para otro tipo de acuerdos. Desde el punto de vista democrático es difícil comprender que una candidatura que se ha presentado sin reparos legales y que ha sido votada como segunda fuerza en Galicia no tenga ahora la traducción en el Congreso que se merece por número de diputados. En Marea debería aclarar, no obstante, si prometió lo que sabía que no podría cumplir.

El día nos dejó además el giro en la política de convenios en relación con las compañías aéreas por parte del Ayuntamiento de A Coruña. Marea Atlántica ha decidido no renovar los convenios con Air Europa e Iberia al entender que sus conexiones están consolidadas. Muchos sectores de la sociedad coruñesa están en contra de todo aquello que no sea sumar y defender a capa y espada el aeropuerto de Alvedro, pero convendría reflexionar sobre si estas subvenciones a compañías privadas no deberían nacer con vocación de fecha de caducidad.

-Jueves, 14 de enero. La negociación sobre los presupuestos municipales se enquista. Marea Atlántica y PSOE evidencian en público sus diferencias sobre los gastos e inversiones del Ayuntamiento de A Coruña de este año. Llama la atención el hecho de que la discrepancia no se centra en, por ejemplo, cuánto se destina a servicios sociales, sino en que uno no sabe del otro y viceversa. Sería comprensible una diferencia sobre el destino del dinero público; es censurable que no realicen un mayor esfuerzo de diálogo dos formaciones condenadas a entenderse, salvo que sus objetivos sean diferentes al de la defensa del interés general.

La semana dejó para el Complejo Hospitalario Universitario de A Coruña una de cal y otra de arena. La noticia positiva fue que el centro se situó como el primero de España en número de trasplantes. La negativa es que es el primer hospital gallego en quejas por deficiencias en el servicio de urgencias. La inauguración de la unidad no ha servido para solucionar los problemas de fondo. Quizá puedan exagerar los sindicatos, pero parece evidente que aún no se ha dado con la tecla para que el servicio esté a la altura de las circunstancias.

-Viernes, 15 de enero. Tras varias semanas casi de olvido, la Operación Zeta volvía a escena. La investigación judicial sobre subvenciones a cursos de formación que jamás se habrían realizado alcanza a otras 25 personas, entre ellas tres cargos públicos en el momento de los hechos. La instrucción se centra en la empresa Azetanet, de Gerardo Crespo, y en la confederación de autónomos Caype. Aún falta por saber muchos detalles de un caso que ha hecho temblar varias sillas políticas.

Fue además el día en el que marineros y armadores del cerco decidieron abandonar el encierro en el Ayuntamiento de A Coruña. Los cerqueros vuelven al trabajo porque la situación económica empieza ahogar. Mantienen vivas sus demandas, a pesar de que el Gobierno se ha escudado en el hecho de que está en funciones para no mover ni una pieza en el tablero de la cuotas. Porque aunque se hayan constituido las Cortes todavía no hay gobierno. Y eso, seguramente, no se resolverá en lo que queda de semana.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?