Últimas noticias Hemeroteca

¿Discriminación en las sociedades gastronómicas?

La denuncia de un particular ha motivado una resolución del Ararteko, a la que ha tenido acceso la SER, en la que recomienda al Ayuntamiento de Tolosa que no conceda o, en su caso, retire cualquier subvención o ayuda pública a las sociedades gastronómicas que no permitan el acceso de mujeres en situación de igualdad

El denunciante es un vecino de Tolosa miembro de la sociedad Gure Kaiola. Con motivo del 'Jueves Gordo' de Carnaval (un día como hoy), se permitía invitar a dos personas a la cena de la sociedad que debían inscribirse con nombre y apellido. El promotor de esta queja decidió apuntarse con dos mujeres como invitadas, cuyos nombres tuvo que hacer constar de acuerdo con las reglas de la asociación. Al día siguiente, aparecían tachados la totalidad de los socios apuntados inicialmente a la cena con la salvedad de quien ahora promueve la queja. Los socios que inicialmente se habían apuntado a la misma, todos varones, cenaban en un local alquilado cercano a la sede social, servidos por la misma empresa que debía ocuparse de servir la cena en la sede social y que así lo hizo para las otras tres personas.

Ante la falta de respuesta municipal en Tolosa solicitando la apertura de un expediente informativo por discriminación y la demanda de información sobre las subvenciones que recibe esta asociación por sus actividades, este socio decide acudir al Ararteko, no porque haya podido confirmar que obtuvieron ayudas para la cena en particular (incumpliendo la Ordenanza Municipal de Igualdad y lo establecido por el Gobierno Vasco), pero sí en general porque traslada su convición de que Gure Kaiola está recibiendo ayudas para muchas de sus actividades a pesar de que de facto excluye a las mujeres de su organización.

El Ararteko decide investigar y en la resolución a la que hemos tenido acceso, con fecha de 27 de enero de este año, reconoce en primer lugar las dificultades para saber durante cuánto tiempo ha recibido subvenciones esta asociación y si, en concreto, desde 2012, ha seguido siendo así. Reconoce que "no cabe postular una intervención del Ayuntamiento de Tolosa con motivo de la capacidad auto organizativa de esta asociación (...) por más que ésta comporte una exclusión de las mujeres del seno de la asociación", en clara alusión a su condición de asociación privada. Ahora bien, si reconoce que concurre una segunda dimensión en torno a las ayudas económicas que el Ayuntamiento de Tolosa "ha estado otorgando a la asociación". Recuerda que de acuerdo a la Ley del Parlamento Vasco 4/2005 para la Igualdad de Hombres y Mujeres "los poderes públicos vascos no podrán conceder ningún tipo de ayuda o subvención a ninguna actividad que sea discriminatoria por razón de sexo". Asegura que, con carácter taxativo, se asegura también que "aquellas actividades sociales que supongan una discriminación por razón de sexo no pueden contar de ningún modo con financiación o apoyo público".

Así pues concluye con una doble recomendación: por un lado, que el Ayuntamiento de Tolosa "retire cualquier subvención o ayuda pública a la sociedad gastronómica Gure Kaiola, así como a otras sociedades del municipio que discriminen por razón de sexo en su proceso de admisión, funcionamiento, u organización de actividades"; por otro, que promueva, en este concreto ámbito, "medidas tendentes a la eliminación de los estereotipos de género, así como de acción positiva, con objeto de lograr corregir la desigualdad de partida que en estos espacios de Tolosa sufren las mujeres".

Aunque el Ararteko en su escrito asegura que ante estos supuestos de exclusión de uno de los sexos sin justificación objetiva o razonable debería acudirse, además, ante la jurisdicción civil, esa opción no es posible en este caso porque los Estatutos de la asociación Gure Kaiola son estándar y no dicen nada sobre que haya que ser hombre para ser socio, aunque en la práctica casos como este demuestren que lo sea.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?