Jueves, 02 de Febrero de 2023

Otras localidades

Las calles de la memoria

En Ciudad Real, como en toda España después de la dictadura,los primeros ayuntamientos democráticos cambiaron el nombre de las calles que hacían referencia al franquismo.

En realidad, la práctica de dedicar una calle a una personalidad o a un acontecimiento, afín al poder imperante,ha sido una práctica constante a lo largo de la historia. Pondré como ejemplo un caso muy cercano: el de mi propia calle.

Cuando nací, en pleno franquismo, se llamaba Comandante López Guerrero, en reconocimiento de un paisano que fue ayudante de Queipo de LLano. Antes,la calle había tenido muchos otros nombres: en el origen medieval de la ciudad, se llamó calle de la Judería, por ser el eje central del barrio hebreo.Cuando se produjo el pogrom de 1391 y los motines y saqueos de los años posteriores, la calle pasó a llamarse Barrionuevo porque la aljama fue destruida.Con posterioridad,en 1483, instalado allí mismo el Tribunal del Santo Oficio,la calle se llamó de la Inquisición.

Años después, ya con los liberales, la calle pasó a denominarse de la Libertad, con intervalos en los que se llamó Canalejas, en honor del presidente asesinado, y Nocedal como homenaje a un diputado conservador. Finalmente, recuperada la democracia después de 1976, volvió a llamarse Libertad, nombre que espero se mantenga ya siempre sin interrupciones.

Los rótulos de las calles son un testimonio de la evolución de la historia. Constituyen un signo cambiante pese a los intentos de detener el tiempo o tratar de inmortalizar a alguien.Son un depósito de memoria con el que las instituciones intentan orientar los recuerdos.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?