Viernes, 04 de Diciembre de 2020

Otras localidades

Pablo Ruz: "hay quienes piensan que la corrupción sigue saliendo rentable"

El juez se ha mostrado en Pamplona partidario de medidas educativas, más allá de las judiciales, para combatir la corrupción

El juez Pablo Ruz (i) conversa con la consejera de Justicia e Interior del Gobierno de Navarra, María José Beaumont (2d), en presencia del presidente del Tribunal Superior de Justicia de navarra (TSJN), Joaquín Galve (2i)

El juez Pablo Ruz (i) conversa con la consejera de Justicia e Interior del Gobierno de Navarra, María José Beaumont (2d), en presencia del presidente del Tribunal Superior de Justicia de navarra (TSJN), Joaquín Galve (2i) / Villar López (EFE)

El juez Pablo Ruz, responsable de la instrucción de los casos Bárcenas y Gürtel durante su paso por la Audiencia Nacional, ha reclamado en Pamplona que la respuesta judicial a los casos de corrupción "debe ir acompañada de medidas de otro tipo", entre ellas las preventivas y de educación.

Así lo ha señalado el magistrado, actualmente con plaza en Móstoles, tras su conferencia "La investigación en los casos de corrupción", organizada por el Tribunal Superior de Justicia de Navarra, en la que ha repasado los principales problemas que encuentra la justicia para dar respuesta penal a la corrupción.

Al respecto, ha recordado que el ministerio del Interior contabilizó en 2010 hasta 366 casos de investigación policial relacionados con delitos de corrupción, cifra que en 2015 subió a 1.108, mientras que los detenidos en 2010 por estos casos fueron 389 y en 2015 se multiplicaron a 2.442.

En su intervención, Ruz ha abogado por varias medidas que auxilien a la labor diaria del instructor, especialmente en los procesos de corrupción, para que, entre otras cosas, se impida el "abuso" que en algunos casos se ha hecho de figuras como la acusación popular, y se ahonde en la cooperación de entidades nacionales e internacionales para la investigación.

Se ha referido a un decálogo de los problemas que la justicia española tiene en esta materia, donde ha planteado la desaparición de macroprocesos facilitando el trabajo del juez, corregir el desamparo en el que se deja a algunas de fuentes de información, limitar la intervención de partes como acusación particular y popular, y revisar algunos privilegios procesales.

Cuestionado sobre asuntos de actualidad, no se ha pronunciado de forma concreta en varios por estar los procesos abiertos, como en el caso del juez Alba y sus presuntas grabaciones sobre su compañera Victoria Rosell, un caso sobre el que se ha excusado por "no tener los elementos de juicio necesarios" ni conocer a sus protagonistas.

En cualquier caso, preguntado al respecto de la proliferación de estos casos en los últimos años, ha reconocido que actualmente hay medios "más especializados" para detectarlos.

Ha considerado que la "sensación" de que cada día aparece un nuevo caso obedece a la situación de "cierta bonanza económica" vivida a principios de este siglo, que "seguramente facilitó conductas" que "se consentían en cierta manera o fallaron los controles" y sobre las que la preocupación era "más laxa".

"Mucha de esa época es la que ha venido saliendo coincidiendo con la etapa de crisis económica actual, donde además, y esto es bueno, la ciudadanía ya no está dispuesta a ser tan laxa o soportar ciertos grados de corrupción", ha dicho Ruz, quien sin embargo ha reconocido que causa "desazón" comprobar que también salen a la luz casos de corrupción de fechas recientes.

Esto le hace pensar que "seguramente la respuesta de la represión penal no puede ser la única y no será la más eficaz si no va acompañada de medias de otro tipo, de prevención y educativas, porque la realidad es que el corrupto debe seguir pensando que esto es rentable porque las conductas se reproducen", ha advertido.

Así, ha respaldado la labor de la prensa en este sentido, en una época en la que hay "transparencia total" y en la que no ha rechazado facilitar el "saludable" trabajo de los medios "siempre que no perjudique el resultado de la investigación".

Tras reconocer ante una pregunta al respecto que "sería muy atrevido por mi parte decir que no" hay corrupción en la justicia, sí que ha considerado que los problemas cotidianos de la labor judicial en la lucha contra la corrupción parten ya desde la indefinición de estos delitos, al tiempo que ha apostado por "una revolución de carácter orgánico" para atajarlos.

Ha advertido de que se ha mejorado en algunos ámbitos, con especialización policial, fiscal o de la Hacienda Pública, pero es un hecho que "un caso de corrupción puede caer en cualquier juzgado de España", ya que "nos hemos olvidado de especializar a los jueces".

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Cadena SER

Compartir

Tu contenido empezará después de la publicidad

Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?