Últimas noticias Hemeroteca

Lunes, 17 de Febrero de 2020

Otras localidades

Radiohead, cómo hemos cambiado

Envueltos en misterio, una la bandas más grandes de Reino Unido ha regresado con un nuevo trabajo

Los Radiohead regresan ahora con nuevo disco en el que siguen explorando nuevos sonidos / ()

Lo nuevo de Radiohead sigue la línea habitual: inclasificable. Para muchos el tercer grupo británico tras Beatles y Rolling Stones, es sin duda un conjunto que no se cansa de innovar y explorar nuevos caminos. Este ‘Burn the witch’ es uno de los últimos sencillos, que se puede descargar pero que en formato CD tardará unos días, aunque lo pudimos oír hace unos días en Barcelona. Nos remontamos a 1993 para escuchar ‘Creep’, el primero de sus singles.

Costó en un principio que este tema entrase en los oídos británicos, pero al final lo hizo con fuerza en el ‘top ten’ de muchas listas de éxitos y todavía sigue sonando. Pertenecía a su primer álbum, ‘Pablo Honey’, comparado con el grunge que todavía cultivaba Nirvana con Kurt Cobain. Pero Radiohead iba un paso más allá y demostraba que no había etiquetas que sirvieran.

‘Street Spirit’ era uno de los singles de ‘The Bends’, un disco de 1995 que mostraba la madurez a la que en poco tiempo habían llegado los Radiohead, pero que seguía sin consagrarles ante la historia. Para eso había que esperar dos años a que apareciera el disco ‘Ok Computer’.

El disco seguía la línea de este tema, ‘Paranoid Android’: guitarras salvajes, efectos perturbadores, cambios de ritmo y tono acusados pero muy bien elegidos… En definitiva, un disco que les hacía entrar en la historia con composiciones complejas, aunque no hizo que su música consiguiera la escala planetaria de muchos otros. Otro buen tema, más melódico, era ‘Karma Police’.

Como siempre que el éxito es tan abrumador, el grupo se resintió y estuvo a punto de separarse. Pero al final se mantuvieron a flote con la publicación de dos discos, que aunque eran herederos del gran ‘Ok Computer’, no alcanzaban sus niveles ni en la música, más sobria y ambiental, ni en las letras, más insustanciales. El primero de ellos, de 2000, fue ‘Kid A’, sin apenas promoción y con temas como ‘Optimistic’.

Poco después, en 2001, llegaba ‘Amnesiac’, disco con el que intentaban reconducir la situación pero en el que mantenían ese estilo más abstracto que aun así les mantenía en las listas de éxitos. Esta vez con más promoción y con singles como ‘Pyramid Song’, con el que definitivamente abandonaban la furia guitarrera para centrarse en los experimentos con instrumentos electrónicos.

No hubo que esperar demasiado para volver a escuchar a los británicos, porque en 2003 publicaban ‘Hail to the thief’, un álbum en el que volvían a coger las guitarras aunque no para hacer un rock clásico, embarcados como seguían en la investigación sonora. Buen ejemplo de ello, ‘There there’.

Aunque el disco no fue tan traumático como otros, Radiohead decidió tomarse un respiro de casi cinco años sin nuevas publicaciones, aunque no dejaron ni las giras ni el estudio. Al final todo cristalizó en ‘In Rainbows’, a finales de 2007, que se podía descargar ‘por la voluntad’. El álbum obtuvo una gran acogida internacional e incluía melodías algo más comerciales y accesibles como con 'Nude'.

Desde entonces únicamente hemos escuchado un álbum más de estudio de los británicos, ‘The King of limbs’, de 2011. El resto del tiempo lo dedicaron a proyectos aislados o personales. Así que nos vamos con el que era su último single de disco, ‘Lotus flower’, donde nuevamente no sirven las etiquetas para una banda amante de los sonidos más inclasificables.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?