Últimas noticias Hemeroteca

Viernes, 13 de Diciembre de 2019

Otras localidades

Denuncian a la residencia pública de Moscatelares por maltratar a una anciana

El hijo de una residente de 87 años ha denunciado en la policía de Alcobendas el trato que la concesionaria Albertia ha dado a su madre. Hace una semana recibió un golpe y le tuvieron que poner 13 puntos de sutura en una pierna

La residencia pertenece a la Comunidad de Madrid pero está gestionada, desde hace año y medio, por la empresa Albertia. La primera vez que oímos hablar de este centro fue por la denuncia de varias trabajadoras que aseguraban que la dirección había limitado los alimentos (bollos y fruta fresca) en los desayunos y las meriendas de los residentes y que, en algunos casos, estaban teniendo que levantar a los más dependientes por las noches porque por la mañana no tenían tiempo.

Silvia Sánchez, una de las geroculturas que denunció la forma de actuar de la gerencia acaba de ser despedida. "Sabía que iba a pasar pese a que tenía contrato indefinido", asegura. "En Moscatelares siguen igual", nos dice, "no paran de producirse accidentes. Somos muy pocas geroculturas y tenemos que trabajar muy rápido y con mucha presión. Hace unos días, el domingo pasado, una paciente recibió un golpe y tuvieron que darle 13 puntos de sutura".

El hijo de la residente ha puesto una denuncia en la Policía Nacional de Alcobendas. En el texto dice que: "la residencia ha funcionado correctamente hasta hace año y medio, momento en el que empezaron a producirse los malos tratos y que coincide con el inicio de la gestión de la empresa Albertia." Explica que en ese tiempo ha interpuesto hasta cinco quejas y que, por respuesta, solo ha recibido excusas aludiendo a la edad y situación de su madre.

Desde que hace año y medio Albertia se hizo con la gestión de la residencia Moscatelares se han multiplicado las reclamaciones de residentes, familiares y trabajadores. "Por la noche", dice Silvia Sánchez, "hay solo cuatro auxiliares, una por planta, y una enfermera para todos los residentes. Por la mañana cada gerocultura tiene hora y media para asear y llevar a la sala del desayuno a once residentes. Ocho minutos por abuelo. Es imposible, de verdad. Hay muchas caídas, escaras....No damos abasto".

La consejería de Políticas Sociales asegura que realiza inspecciones periódicas en todas las residencias y que, en este caso, de Moscatelares ha hecho tres este mismo año. 

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?