Últimas noticias Hemeroteca

Viernes, 24 de Enero de 2020

Otras localidades

Attack On Titan, cazando colosos dentro del anime

Interesante adaptación al mundo de los videojuegos de la serie japonesa que nos enfrenta a los titanes para defender la civilización

La lucha de la humanidad contra los titanes es una referencia mítica muy importante en la cultura clásica, y en 2009 se convirtió en un manga japonés de éxito. Apenas cuatro años después los personajes de Attack On Titan tomaron vida en el anime, y ya en 2016 podemos manejarlos a nuestro antojo con Attack On Titan Wings of Freedom (Omega Force) en formato videojuego.

Attack On Titan cuenta la historia de un grupo de jóvenes cuya misión es defender a los habitantes de una ciudad asolada por unos despiadados gigantes. Las defensas arquitectónicas, tres muros circulares y concéntricos, han empezado a caer y han obligado a la población a recluirse cada vez más. En este punto el protagonista Eren y sus compañeros deben tomar partido integrándose en el escuadrón de exploradores armados con sus espadas y su equipo de movimiento omnidireccional, una especie de propulsores a gas, que combinado con dos potentes ganchos les permiten moverse de un lado a otro con gran agilidad.

El juego está doblado al japonés y cuenta con textos perfectamente traducidos, sí, pero al inglés. En cualquier caso, con una mínima base podremos avanzar en una historia cuyo principal atractivo son los combates con los titanes bajo el formato musou japonés, avanzando y acabando con todos los enemigos. De forma muy original el juego nos invita a colgarnos de los titanes mediante los ganchos, girar a su alrededor para elegir el mejor ángulo, y después lanzarnos con toda la furia de nuestra espada para tratar de ejecutarlos en su punto débil, la nuca. Además es muy recomendable ir dañando las extremidades de los gigantes, porque además de reducir su movilidad, conseguiremos recursos para mejorar nuestro equipo.

Nos enfrentaremos a diferentes tipos de titanes, algunos con aspecto bastante cómico y otros temibles, pero en general la mecánica para acabar con ellos es similar y puede llegar a ser algo repetitiva. De ahí la importancia de variar en la estrategia de ataque con los compañeros de escuadrón, a los que podemos ir reclutando y ordenar diferentes estilos de lucha. De esta forma avanzaremos con diferentes estrategias y disfrutaremos de verdad de los enfrentamientos, que son muy espectaculares visualmente, además de sangrientos. A base de recompensas y materiales podremos progresar en calidad de armas y sistema de movilidad, con un buen componente rolero de desarrollo.

Gráficamente Attack On Titan apuesta por el cell shading (estilo dibujos animados) en tres dimensiones, que encaja perfectamente con el anime original. La ambientación musical es bastante potente y envuelve bien los combates, pero el juego sufre algunos problemas técnicos cuando estamos rodeados de enemigos. Son pequeñas ralentizaciones y una sensación de caos que, aunque no destroza la experiencia, sí molesta en ocasiones puntuales. Sí funciona bien su vertiente online, que nos permite afrontar misiones secundarias coordinados con nuestros amigos para explotar las diferentes formas de abordar el combate contra los titanes.

Más actualidad

Después de combatir contra los Titanes, repasamos otros temas interesantes de esta semana. Hemos podido probar la versión Beta de Battlefield 1, el juego de disparos en primera persona que esta vez estará ambientado en la I Guerra Mundial. Con dos modos de juego y un mapa disponible, la verdad es que apunta muy bien pese a sus comprensibles problemas de conectividad. Apuesta por el realismo con mapas gigantescos, vehículos, aviación y hasta caballería. En la línea de Battlefield, los escenarios son destructibles, por lo que las paredes o el suelo sufrirán lo estragos de los obuses y las ráfagas de las armas pesadas. El juego definitivo saldrá al mercado el 21 de octubre, y promete ponérselo muy difícil a su principal competidor.

Seguramente ese principal competidor de Battlefield 1 será Call of Duty Infinite Warfare. Durante los últimos días se celebraba en Los Ángeles la Call of Duty XP, un mega evento con la final mundial de este juego e importantes novedades sobre la saga. Se ha desvelado el modo multijugador de Infinite Warfare, futurista y con una movilidad y sistema de especialistas que recuerda a Black Ops 3, además de armas completamente personalizables. Tendrá una beta en PS4 el 14 de octubre. También se ha visto más de la remasterización de Call of Duty Modern Warfare, en el que muchos tenemos puestas enormes esperanzas. Al final volverán los 16 mapas del juego, y la mejora es tanto gráfica como a nivel sonoro, pero la jugabilidad, la esencia de Call of Duty, sigue intacta.

El próximo 13 de octubre sale a la venta Yesterday Origins, una aventura gráfica con ingredientes como la inmortalidad, la memoria y la oscuridad para consolas y PC/Mac. Es obra de Pendulo Studios, autores de juegos como Runaway y Hollywood Monsters. Promete mucha investigación y puzzles con un estilo muy cinematográfico.

Y esta semana también terminamos con una recomendación de equipamiento para jugar. Hemos podido probar los nuevos auriculares con micrófono Rage Z90 de la empresa española Ozone Gaming. Ofrecen un sonido envolvente 5.1 analógico real, no virtual, con separación de canales, tiene micrófono retráctil para poder retirarlo y un controlador de sonido magnético fácil de utilizar para conseguir nuestra configuración de audio ideal. Cuenta con diadema metálica, importantísima para su robustez, y las almohadillas están fabricadas con cuero ecológico y memory foam para mantener nuestra forma y favorecer la comodidad. Hasta aquí el SER Jugones de esta semana, pasadlo bien.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?