Últimas noticias Hemeroteca

Jueves, 12 de Diciembre de 2019

Otras localidades

Un exconcejal del PP denuncia tráfico de influencias de una contratista de obra pública en Madrid y Galicia

Jesús Sánchez, concejal no adscrito en San Fernando de Henares, concede una entrevista a SER tras declarar como testigo en la investigación por un presunto delito de tráfico de influencias a la empresa Únika. El edil asegura que Salvador Victoria pidió a una contratista de obra pública en Madrid que le pusiera un sueldo porque hacía trabajos para el exconsejero de Presidencia

Las confesiones de Jesús Sánchez, concejal del Ayuntamiento de San Fernando de Henares / PEDRO JIMÉNEZ / PABLO PALACIOS

Jesús Sánchez, concejal del Ayuntamiento de San Fernando de Henares ha concedido una entrevista a la Cadena SER. Este concejal ha declarado en calidad de testigo en la pieza abierta por la jueza de Lugo, Pilar de Lara, a la empresa Únika por un presunto delito de tráfico de influencias. Esta constructora ha obtenido adjudicaciones públicas de administraciones gobernadas por el PP como Paradores, ADIF o las comunidades autónomas de Madrid y Galicia.

Sánchez trabajó desde noviembre de 2014 hasta marzo de 2015 como comercial para esta firma y todo fue, según él, "para ponerme un sueldo, gracias a la estrecha colaboración que prestaba a Salvador Victoria", entonces consejero de presidencia de la Comunidad de Madrid con Ignacio González.

Jesús Sánchez, sobre su relación con Salvador Victoria: "Estrecha relación y amistad, yo entré en el partido por él".

Primero le pidió un puesto en el Canal de Isabel II para seguir ayudándole pero la respuesta que recibió, según su versión, fue que "no quería que estuviera en un sitio donde nos pudieran vincular". Así las cosas, le llamaron desde Únika "porque habían recibido la instrucción de Salva Victoria de contratarle". El acuerdo se cerró en una cena en la que coincidieron con Francisco Granados días antes de que fuera detenido en el marco de la trama Púnica. Allí se reunió con el consejero delegado de Únika Alexander Abalde y su socio en Madrid, Javier Gómez.

La relación laboral duró poco porque, según Sánchez, la actividad que desplegaba la empresa y las funciones que le pedían que realizara no le gustaban: presionar a cargos públicos del PP para obtener adjudicaciones o agilizar pagos. Dice que eso le parecía tráfico de influencias. El testigo pasó entonces a ser concejal del PP en San Fernando de Henares. Este verano, y después del "hostigamiento" y la "persecución" que dice que ha sufrido por parte de su propio partido por haber denunciado estos hechos, ha pasado al grupo de no adscritos. 

La Cadena SER se ha puesto en contacto con Salvador Victoria, que ha asegurado que no conoce a la empresa Únika, que no medió para que empleara a Jesús Sánchez y que nunca ha hecho trabajos para él. Únika, por su parte, reconoce a esta emisora que Sánchez trabajó como comercial durante unos meses pero que su labor nunca estuvo vinculada al sector público sino al sector privado.

Investigación abierta

La jueza Pilar de Lara sostiene que Únika habría obtenido "contratos con las administraciones públicas de Madrid y Galicia violando las normas de competencia, publicidad y libre concurrencia para lo cual captarían a distintas personas que desde dentro o fuera de la administración actúan como comerciales". Personas bien relacionadas con la Administración que son la figura de "el conseguidor o abrelatas". Este sería el caso de Jesús Sánchez en Madrid y de Ángel Espadas, exjefe de gabinete del Ayuntamiento de Santiago de Compostela.

Jesús Sánchez reveló irregularidades en adjudicaciones a la empresa Únika con siete administraciones gobernadas por el PP

El concejal del Ayuntamiento de San Fernando de Henares asegura en la Cadena SER que confesó a la jueza Pilar de Lara que nunca tuvo constancia del pago de comisiones pero sí muchas sospechas.

En la entrevista, Jesús Sánchez reveló irregularidades en contratos con siete administraciones públicas controladas por el Partido Popular. En el caso del Ayuntamiento de Leganés dice que recibió la orden de ofrecer "cualquier cosa, la reforma de un chalé" al entonces alcalde Jesús Gómez, pero que se negó a cumplir aquel encargo.

Sí que hubo adjudicación en el caso de una pista deportiva en Cabanillas de la Sierra, dentro del marco del Plan Prisma, dependiente entonces del actual consejero de Medio Ambiente, Jaime González Taboada. Jesús Sánchez recuerda que la oferta se hizo en "baja temeraria" pero que le dijeron que se lo darían porque "Jaime tiene buenos coches".

Jesús Sánchez: "El contrato se adjudicó a Únika en temeridad"

Habla también de un contrato adjudicado en Galapagar para construir una zona de recreo en la piscina municipal a un precio que Sánchez considera desorbitado. El testigo concertó una reunión previa entre el consejero delegado de la empresa, Alexander Abalde, y el alcalde del municipio. En Valdemoro construyeron el colegio Neil Armstrong y al finalizar los trabajos tuvo que gestionar una factura para otra empresa por un importe que coincidía al 5% con el precio total de la obra y que se abonó, según sus propias palabras, "super rápido". Sus sospechas de que no respondía a trabajos reales fueron confirmadas por Génova cuando fue a la sede del PP a denunciar los hechos.

Jesús Sánchez: "El importe de la reforma de un colegio nuevo era el 5% del importe de la adjudicación"

Los negocios de Únika llegaron también a Tragsa, Paradores y ADIF. Jesús Sánchez concertó otra reunión con un delegado territorial de Tragsa para agilizar unos pagos y esperó a su jefe en reuniones que mantuvo con la presidenta de Paradores o el secretario de Estado de Infraestructuras.

Jesús Sánchez revela en la entrevista que los negocios de Únika llegaron también a Tragsa, Paradores y ADIF.

Génova conocía las prácticas de la empresa Únika

El concejal Jesús Sánchez trasladó sus sospechas del pago de comisiones al alto cargo de la Comunidad de Madrid Gonzalo Aguado, y asegura en la Cadena SER que la respuesta de la dirección nacional del PP fue que "son cosas que se vienen heredando y son así". Jesús Sánchez también trasladó a la presidenta de la Comunidad de Madrid sus sospechas, a través de un asesor de Cristina Cifuentes.

Desde Génova y desde la Puerta del Sol confirman las reuniones y aseguran que le instaron a poner los hechos en conocimiento de la Justicia. Un portavoz autorizado de la dirección nacional del PP ha negado tajantemente que se trasmitiera al denunciante el mensaje de que "las cosas son así" respecto al presunto cobro de comisiones por parte de miembros del partido.

Jesús Sánchez: "Me dirigí a la dirección nacional del PP con el caso del colegio de Valdemoro".

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?