Últimas noticias Hemeroteca

Jueves, 17 de Octubre de 2019

Otras localidades

La protección para el patrimonio minero de Cáceres, una asignatura pendiente

Natura 2000 denuncia el estado de ruina y la conversión en vertederos de muchos de los enclaves mineros cacereños.

Yacimiento minero de San Salvador en la zona de las minas de Cáceres. /

Han comenzado con rutas senderistas, pero no descartan nuevas acciones. La Asociación Natura 2000 ha revivido en los últimas días los recorridos que muchos mineros realizaban en el tránsito del siglo XIX al siglo XX en la zona minera de Cáceres, vinculada a la extracción de la fosforita. Su objetivo es reivindicar el interés ciudadano por la protección de las minas, en estado de ruina y usadas en muchos casos como vertederos. Según esta organización, es visible el estado actual siguiendo una ruta que lleva por los restos de antiguas minas tan emblemáticas como 'La Abundancia', 'La Esmeralda', 'San Salvador', o la 'María Estuardo'. Desde Natura 2000 se ha brindado la oportunidad de conocer los inicios de la aventura minera de la ciudad, cuando el comisario de Policía Francisco Lorenzo y Diego Bibiano González encontraron, en 1864, una piedra blanca en la falda occidental del cerro de Cabeza Rubia, que resultó ser fosfato de cal con una riqueza del 62%.

Tras los actos con motivo del centenario de la muerte de Segismundo Moret en 2013, también siguen recordando la figura del político liberal Segismundo Moret, presidente del gobierno central, que impulsó la explotación minera y dio su nombre al asentamiento de obreros de las minas. Hoy la zona es una barriada cacereña y que vio antes que el resto de la ciudad la llegada del tren. Y es que el propio Segismundo Moret impulsó la construcción en 1880 del ferrocarril que enlazaba Cáceres con Lisboa.

Expolio y vandalismo

En el recorrido de Natura 2000 han visitardo los restos de las minas de La Esmeralda y San Salvador, "que se han convertido en auténticos vertederos", denuncian, "sufriendo el expolio, el gamberrismo con pintadas en sus muros, y la más absoluta dejación en su conservación". Los voluntarios de Natura 2000 han mostrado a los participantes de la ruta el estado de abandono de las ruinas mineras, la falta de cerramientos que impidan el acceso a la zona o carteles que indiquen la prohibición de tirar escombros, siendo en muchos casos peligroso para todo aquel que las visite.

Por todo ello, desde la asociación piden a las administraciones mayor sensibilidad con un patrimonio declarado Bien de Interés Cultural y que fomenten su conservación y el organizar rutas culturales con centros de enseñanza de la ciudad para no dejar en el olvido el pasado minero, que durante cien años fue el motor de desarrollo de Cáceres y su entorno.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?